Los dos meses del año con menos movimiento

Para hoteleros, cabañeros y gastronómicos de lugares turísticos, desde fines de abril hasta junio es lo más flojo del año.

En general, son dos meses de escasa actividad turística, que repunta apenas algo en las noches de viernes y sábado. “La baja de mayo y junio no tiene que sorprender, porque se da todos los años. Son los meses de menor actividad pero hay que trabajar igual para romper la estacionalidad”, sostuvo Oscar Antonio, secretario de Turismo de Carlos Paz. Varios hoteleros marcaron que en los dos últimos meses la actividad, en promedio, fue quizá más reducida que en años anteriores.

En Calamuchita, la mayoría de los consultados estimó algo similar. Esteban Acerbo, de la asociación de hoteleros de esa región, apuntó que la actividad en estos dos últimos meses es algo menor a la de otoños anteriores y la adjudicó a una mayor incertidumbre económica nacional. Para Alejandro Semizian, hotelero de Santa Rosa, “la merma se nota”, contrastando con “un marzo que no estuvo mal y que incluso fue mejor que otros años”.

Giselle Castracane, operadora turística, opinó que “la baja es más baja que otros años, se notó que en mayo no hubo fines de semana largos, y se sufre más por el alto costo fijo que significa mantenerse abiertos”. Mientras, desde su hotel, Anita Asís estimó que tuvo similar índice de ocupación al año pasado.

En Mina Clavero, el secretario de Turismo, Alejandro Taurassi, evaluó: “Para nosotros esta temporada baja ha sido más o menos igual a las anteriores; ha estado tranquilo en general, y se han movido algunos contingentes”. Ángel Polanco, cabañero de Los Hornillos, coincidió: “Estos dos últimos meses se han presentado igual de bajos y de quietos que el año pasado”. Otra impresión dejó Pablo Almeira, cabañero de Mina Clavero: “Hemos tenido una buena temporada baja, pero quizá por las promociones que hicimos con insistencia”.

Coment� la nota