A 6 meses del alud, el Gobierno dice que ya licitó la construcción de 200 casas

A pocos días de que se cumplan 6 meses de que un alud arrasara con parte de la ciudad de Tartagal, todavía no se inició la construcción del grueso de las viviendas comprometidas por el gobierno nacional a raíz de la tragedia.
Según explicó a Nuevo Diario la coordinadora Ejecutiva del Instituto Provincial de Viviendas (IPV), Graciela Pinal de Cid, ya se llamó a licitación para la edificación de 200 casas, las que se adjudicarían en la próxima semana, mientras que ya se compraron más de 300 viviendas prefabricadas, y falta la contratación de la empresa que las va a ensamblar.

La funcionaria atribuyó las demoras a que el organismo optó por priorizar la terminación del centenar de casas que ya estaban en ejecución cuando ocurrió el alud, para darle respuesta urgente a las familias directamente afectadas por el desastre, además de la construcción de 10 viviendas que habían sido totalmente arrasadas en el mismo terreno en el que estaban ubicadas.

De esta manera, se postergó el envío de fondos nacionales para la edificación de las 627 casas comprometidas por la presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner.

De las 216 viviendas de materiales a edificar por el sistema tradicional, una decena se construyeron en los terrenos de los propietarios de casas que habían sido arrasadas por el alud. Las 206 restantes ya han sido licitadas y estarían a punto de ser adjudicadas, con un plazo de ejecución de entre 12 y 15 meses.

Por su parte, ya se ha adjudicado la compra de 310 casas prefabricadas de las 411 de estas características establecidas en el proyecto original. Resta definir cuál será la empresa encargada de ensamblarlas, lo que demora un plazo de alrededor de 3 meses.

En materia de refacciones, y según explicó el coordinador de la Unidad Ejecutora de Programas Descentralizados, Rubén Amada, ya se han reparado 150 casas y otras tantas están en ejecución, lo que demandará un mes más de trabajo.

Se trata fundamentalmente de las casas de los barrios Santa María, Villa Saavedra y SUPE, que sufrieron distintos tipos de daños a raíz del alud.

Comentá la nota