La mesa de enlace de la UCR se inclinó por Ricardo Colombi

Desde la conducción del radicalismo se dijo que "el nuevo gobierno de Corrientes no es el trofeo de guerra de nadie", "los correntinos confiaron su voto, en las elecciones pasadas, en un programa que reclamaba acciones para reestablecer sanos vínculos entre la provincia y el gobierno nacional". Las conclusiones de la mesa nacional de la Unión cívica Radical realizado en Puerto Iguazú el último fin de semana, se abordó la situación de Ricardo Colombi.
"Estamos llevando adelante un proceso de reunificación que no tiene marcha atrás", definieron los radicales y agregaron que "no vamos a favorecer flancos que permitan al gobierno que, por el solo hecho de manejar discrecionalmente los recursos públicos, impidan el desarrollo de un gobierno legítimamente elegido en Corrientes o en cualquier provincia argentina".

"La defensa de la convivencia democrática no puede ser una trampa, sino es el verdadero motor y, a la vez, la más importante meta de las instituciones de la República. El gobierno nacional en su afán de acumular poder y dinero impide la construcción de un país que crezca y se desarrolle en paz", afirmaron al término del cónclave.

El congreso se llevó a cabo en los salones del ITEC de Puerto Iguazú, situado en Ruta 12, frente al Automóvil Club, la misma estará abierta al público en general. Antes del encuentro, Colombi recibió el apoyo de los radicales correntinos y también del interventor partidario a nivel local, José Luis Bellia.

Durante la Mesa política luego, el interventor destacó que se está llevando a cabo un proceso de reunificación que aseguró "no tiene marcha atrás". La Mesa Ejecutiva escuchó los informes además de los de Agustín Portela, diputado nacional, Sergio Flinta, David Dos Santos e Ignacio Aguirre, legisladores provinciales.

Al finalizar decidió que antes del recambio de las autoridades partidarias el próximo viernes la Mesa Nacional tomará una resolución con relación a Corrientes.

Comentá la nota