La Mesa de Enlace firmó acuerdos con el Gobierno.

Alcanzan al trigo, carne, lácteos y economías regionales. Ruralistas de Entre Ríos se oponen a lo definido por sus jefes.

La participación de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner se convirtió ayer en un elemento determinante para que el Gobierno y los miembros de la Mesa de Enlace nacional que integran las cuatro entidades agropecuarias lograran firmar actas acuerdo respecto del trigo, carne, lácteos y economías regionales.

La Presidenta llegó poco después de las 15 a la reunión que mantenían los ministros de la Producción y de Interior, Débora Giorgi y Florencio Randazzo, y el secretario de Agricultura, Carlos Cheppi, con los presidentes de las entidades del agro.

La jefa del Estado permaneció por casi dos horas en el encuentro, y según dijo luego Randazzo en conferencia de prensa, hizo “un esbozo sobre la realidad internacional y el aporte que pide que realicen todos los sectores”.

“La Presidenta los instó a llegar a un acuerdo, cosa que se logró, y fue redactado y firmado por todos”, dijo el ministro. “Se hablaron de todos los temas del sector agropecuario, y la Presidenta planteó que era necesario que todos los sectores de la economía entiendan la situación actual, y que se trate de transmitir tranquilidad a los sectores y mantener la actividad económica”, agregó.

Por su parte Giorgi afirmó que se desarrolló “una buena reunión de trabajo” y explicó las medidas que forman parte de las actas acuerdo rubricadas por las cuatro entidades ruralistas.

Pronto efecto

La ministra afirmó que el monto en las asistencias que brindará el sector ascienden casi a los 1.400 millones de pesos, y también señaló que está previsto que las medidas estén listas para ser implementadas a más tardar en 15 días.

Justamente la pronta implementación de las medidas acordadas fue el eje del reclamo formulado por los ruralistas durante una conferencia de prensa que ofrecieron Eduardo Buzzi (Federación Agraria), Hugo Biolcatti (Sociedad Rural), Mario Llambías (Confederaciones Rurales), y Carlos Garetto (Coninagro) apenas finalizada la explicación de los funcionaros.

Allí, Llambías dijo que la reunión fue “positiva y ayuda al sector productivo”, aunque de entrada relató que la Presidenta explicó que por razones fiscales no se tocarían las retenciones a los granos, y menos aún a la soja.

“Se avanzó y se habló de todos los temas (...) Nosotros pensamos que esa reunión tuvo como resultado positivo comenzar a destrabar los distintos inconvenientes que atraviesa el sector”, indicó el ruralista, quien con discresión describió algunos de los acuerdos alcanzados.

Destacó que “se empiezan a restablecer algunos lazos”, pero reclamó: “El campo necesita soluciones. No sabemos cuándo se van a implementar las medidas. Nosotros de anuncios hemos tenido mucho, y uno quiere que estos acuerdos se cumplan”.

También dijo que los productores son conscientes “de la gravedad de la situación tanto del país como del sector productivo” y por eso se manifestó confiado en avanzar aún más cuando vuelvan a reunirse el martes.

A su turno Buzzi pareció responderle a Randazzo, quien había dado por concluido el conflicto. “Estamos lejos de que esté resuelto el conflicto”, ya que “en el segmento de los productores chicos no cierran los números y en los medianos, hay incertidumbre, no se puede decir que esté cerrado. La desconfianza sigue existiendo, porque ha existido un especial talento en estos años para jorobar a los productores”, agregó.

Sin embargo Buzzi también dijo que la participación de Cristina “indica alguna atención que el Gobierno ha estado poniendo y es una señal que debemos interpretar”.

Por último, Biolcatti señaló: “Hemos manifestado nuestro acuerdo a soluciones parciales para algunos rubros de la actividad. Hemos hecho avances dentro del terreno de lo posible en un clima de trabajo serio y con el que creemos que podemos seguir avanzando”.

En el Túnel rechazaron los acuerdos por “insuficientes”

El dirigente de Federación Agraria Argentina (FAA) de Entre Ríos, Alfredo Bel, anunció anoche que los productores entrerrianos rechazaron el acuerdo por “insuficiente”, y no descartó que retornen los cortes de ruta o asambleas a la vera de los corredores más importantes de la provincia.

La medida se acordó durante una asamblea realizada en el acceso al túnel subfluvial, que une Paraná con Santa Fe.

Allí, dirigentes de Federación de Asociaciones Rurales de Entre Ríos (Farer) Sociedad Rural Argentina (SRA) Federación Agraria Argentina (FAA) y Federación de Cooperativas (Fedeco) resolvieron realizar asambleas en distintos puntos de Entre Ríos para decidir el lunes, cuando se desarrolle el encuentro de la Mesa de Enlace provincial, la medida a adoptar.

“Vamos a decretar un plan de lucha, ya que la decisión de la asamblea fue rechazar en forma unánime el acuerdo firmado entre la Mesa de Enlace Nacional y el G obierno”, sentenció Bel.

Llegó el forraje a Galarza y Hasenkamp

Galarza y Hasenkamp recibieron los cargamentos de forraje enviados desde el gobierno nacional en el marco del programa de asistencia para productores ganaderos afectados por la sequía, gestionado por el gobernador Sergio Urribarri.

En Galarza se verán beneficiados 215 productores y en Hasenkamp 86. El secretario de la Producción, Roberto Schunk, recibió el lunes a la tarde, junto a la intendenta Julia Witman y a productores, la primera parte de la remesa, que en total será de 20 camiones con 580.365 kilos de forraje.

Hasenkamp comenzó a recibir ayer el forraje que completará una carga de 643.040 kilogramos, que alcanzará a 86 ganaderos, mientras “avanzan en los trámites correspondientes las solicitudes de otros 200 productores”, se señaló desde el gobierno. El intendente de la localidad, Osvaldo Picotti (UCR), señaló que la entrega “es muy bienvenida”.

Anoche, en tanto, el titular de la Federación Entrerriana de Transporte Automotor de Cargas, Hermes Ludi, reclamó que “hasta el momento” las asociaciones que integran la Federación no han trasladado forraje para los ganaderos afectados por la sequía.

Comentá la nota