La Mesa de Enlace exigió la apertura de las exportaciones

Los ruralistas emplazaron por diez días al Gobierno a que atienda sus reclamos y entregaron un petitorio al ministro de Agricultura.
Alrededor de 500 productores agropecuarios marcharon ayer al ministerio de Agricultura de la Nación. Allí le entregaron un petitorio al ministro del área, Julián Domínguez, e intimaron al Gobierno nacional a "favorecer la producción" de trigo, para lo cual pidieron, entre otros puntos, "la inmediata apertura" de las exportaciones.

Domínguez, que no asistió a la asamblea triguera, les prometió recibirlos hoy para llegar a un principio de solución, y evitar así una medida de fuerza, que por ahora quedó descartada.

Al cierre de esta edición, los miembros de la Comisión de Enlace se encontraban reunidos en la sede de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), y analizaban los pasos a seguir, luego de conceder un plazo de 10 días al Gobierno para que cumpla con los reclamos del sector.

En este sentido, el presidente de la Federación Agraria Argentina (FAA), Eduardo Buzzi, afirmó: "Imaginamos medidas de tipo gradual. No vamos a empezar con un paro por tiempo indeterminado".

Reunidos en el Teatro Broadway, los productores convocados por la Mesa de Enlace Agropecuaria pidieron la devolución de las retenciones para los productores pequeños y medianos, y que la ONCCA "pague las compensaciones adeudadas a los productores en tiempo y forma", entre otros reclamos.

A esa asamblea estuvo invitado Domínguez, que no concurrió por considerar que un teatro de revistas no es un lugar "apropiado" para reunirse con los productores.

PLANTEOS

Dos cuestiones quedaron como eje central de los deseos de la mayoría de los delegados que hablaron en la asamblea. Por un lado, algunos pidieron que se cree un organismo estatal con administración compartida para que intervenga en el comercio de trigo, y por otro lado, reclamaron una inmediata reapertura de las exportaciones.

Los productores exigen la apertura del mercado de exportación debido a que terminaron de levantar la cosecha con el mercado interno ya abastecido, de modo que en el actual momento no existen compradores, ni precio para el producto.

Para el mediano plazo, los ruralistas reclaman reducir progresivamente las retenciones hasta su posterior eliminación, y que se otorguen compensaciones a los molinos sólo por 2,5 millones de toneladas, que es la cantidad necesaria para cubrir el consumo de pan interno.

Según indicaron fuentes ruralistas, se espera que hoy el ministro les pueda ofrecer la liberación de exportaciones de trigo, como una forma de frenar las protestas, y descomprimir la situación, según analizaban al cierre de esta edición los integrantes de la Mesa de Enlace.

Comentá la nota