La Mesa de Enlace ya amenaza con paro en primer semana de enero

La Mesa de Enlace ya amenaza con paro en primer semana de enero
La Mesa de enlace decidió posponer el anuncio de un paro nacional por dos semanas y reclamó al Gobierno que "ordene" los mercados de trigo y carne, además de que cese las "prácticas intimidatorias" de algunos funcionarios.
La definición sobre un nuevo plan de lucha será tomada el 5 de enero en la sede porteña de Coninagro, a donde las patronales agropecuarias se reunirán para analizar si hubo o no respuestas del Gobierno a los reclamos de este martes.

Los ruralistas pidieron a la administración de Cristina Kirchner que "ordene" los mercados de trigo y carne para que los consumidores no paguen altos precios a la hora de ponerlos en la mesa ni que los productores pierdan cuando los venden.

Para Eduardo Buzzi, de Federación Agraria, el mercado del trigo padece de "intervenciones distorsivas, que son objetos de manipulaciones, obstrucciones, manoseos, de manera discrecional y hasta aberrante".

A pesar de las denuncias, los ruralistas optaron por dejar pasar las fechas de festejos por el fin de año y "darle tiempo prudencial" al ministro de Agricultura, Julián Domínguez, para que "logre ponerle el cascabel al gato y ordenar el comercio de trigo".

En una conferencia de prensa de despedida de año, Buzzi, Mario Llambías, Carlos Garetto y Hugo Biolcati se mostraron juntos en la Sociedad Rural de Palermo y lanzaron el alerta para enero.

Después de intensas negociaciones en privado para decidir la fecha de lanzamiento de un plan de lucha y antes de chocar copas de champagne para despedir un "duro 2009", le apuntaron a las "amenazas" oficiales.

Días atrás el Gobierno había advertido con suspender las exportaciones de carne y trigo para controlar el precio de esos productos durante las fiestas de fin de año y evitar el malhumor de los consumidores por fuertes alzas.

En respuesta a esa posibilidad, Llambías, de CRA, lanzó una dura advertencia: "No vamos a permitir nuevas intromisiones en la producción y en la comercialización de nuestros productos".

"En relación a las trabas del comercio de la producción primaria nos mantendremos alertas hasta tanto esas intervenciones y distorsiones desaparezcan y en consecuencia no descartamos ninguna medida de protesta", agregó Biolcatti.

En un comunicado conjunto leído por Garetto, la Mesa de Enlace se mostró optimista para 2010 y destacó el "nuevo escenario político", con una "recobrada independencia" de poderes y equilibro en las fuerzas políticas.

Garetto responsabilizó a "la política económica agropecuaria" del Gobierno por las pérdidas que el sector sufrió este año, aunque reconoció que la sequía fue uno de los factores que más influyó.

"Las consecuencias que nos ha dejado este modelo de política económica agropecuaria las tenemos a la vista: la caída de la productividad y del empleo. Se sumó la sequía y se deterioró fuertemente el aparato productivo", agregó Garetto.

Comentá la nota