Mesa de Diálogo no, Binner sí

Los legisladores santafesinos del PJ no aceptaron la invitación del oficialismo para conformar una comisión mixta que analice la cuestión económica. Esperan que sea el Ejecutivo el que convoque
El Consejo Provincial del Partido Justicialista y sus legisladores santafesinos decidieron ayer no aceptar la Mesa de Diálogo propuesta por el Frente Progresista para analizar diversos temas parlamentarios ligados a la distribución de los recursos, salvo que también lo integre el Poder Ejecutivo. Así lo indicó el titular del PJ, Ricardo Spinozzi, quien recordó que ya existe en la Legislatura un ámbito de discusión y debate institucional adecuado: las reuniones de las comisiones y de labor parlamentaria.

El justicialismo fue el responsable de que la reforma impositiva no avanzara. Seguramente el tiempo nos va a dar claramente la razón, y eso se nota con la crisis mundial.”

Además, el actual senador por el departamento General López criticó al ministro de Gobierno y Reforma del Estado, Antonio Bonfatti, –por las declaraciones que realizó en Diario UNO el martes pasado–, porque manifestó que el gobierno no convocará a la oposición para consensuar políticas de Estado, ya que es una atribución específica del Ejecutivo. No obstante, el funcionario binnerista dejó abierto el camino para mejorar las relaciones a partir de un hipotético pedido de audiencia del peronismo, por lo menos así lo dejó entrever.

Frente a ese panorama concreto, casi tres horas de reunión sirvieron ayer en la sede partidaria de calle Crespo para que el justicialismo repita la necesidad de una convocatoria al diálogo que surja de Hermes Binner, sin intermediarios, y con una posición legislativa inmodificable: la búsqueda de mayores recursos para municipios y comunas no será a costa de aumentos impositivos.

Reunión con el gobernador

Para explicar la determinación partidaria Spinozzi recurrió a varios eufemismos y giros discursivos, pero en ningún momento dijo taxativamente que a la pretendida Mesa de Diálogo del oficialismo fue desechada. “Los vínculos entre legisladores de los distintos partidos, en las distintas cámaras, se dan naturalmente y a partir del trabajo en comisiones donde se trata cada proyecto en cada uno de sus aspectos, y en las reuniones de labor parlamentaria donde cada uno de los presidentes de bloque coinciden en diseñar la agenda para llevar adelante las sesiones”, añadió el senador.

En ese sentido, expresó: “El justicialismo tiene una clara voluntad de participar de los encuentros políticos en las respectivas comisiones parlamentarias, a diferencia de lo que hicieron los partidos que eran de la oposición en la última etapa del anterior gobierno. Acá se quiere hacer parecer que no hay diálogo y el diálogo existe en ambas cámaras, lo que sí, nosotros reclamamos una y otra vez, por eso lamentamos que se haya perdido una nueva oportunidad, es un diálogo gobierno-oposición, que además nos parece absolutamente lógico y natural”.

“De mi parte no tengo ninguna reserva para recibir a cualquier sector político que quiera hablar, dialogar”, dijo ayer Hermes Binner y repitió que él respeta la división de poderes.

—El ministro Bonfatti dijo que el gobierno mantiene las puertas abiertas, lo cual hace suponer que están esperando un pedido de audiencia de ustedes

—Si existe esa posibilidad, nosotros la vamos a poner a consideración de nuestro Consejo Ejecutivo Provincial del partido, teniendo en cuenta que la reunión de hoy (por ayer) fue con nuestros legisladores, y será allí donde diseñaremos una estrategia. Por lo pronto, si el partido (justicialista) es convocado con toda seguridad va a concurrir, porque nos interesan a los temas que hagan al engrandecimiento de la provincia.

—Pero el Ejecutivo ya señaló que no va a convocar...

—Me parece que acá la situación no pasa por quién convoca y quién concurre o no concurre, sino que acá hay temas que hacen a la preocupación de los santafesinos. El mundo está en vilo por una crisis que no se veía en los últimos 100 años y por eso me parece que falta madurez política (de Hermes Binner), incluso una convocatoria amplia hace a la calidad institucional para saber qué está pensando el gobierno y qué está pensando la oposición sobre los grandes temas de la provincia de Santa Fe.

Montesquieu

• “Hemos leído a Montesquieu, sabemos de la división de poderes, sobre las competencias del Ejecutivo, del Legislativo y del Poder Judicial, pero nosotros apostamos a mejorar la relación y reiniciar el diálogo (con el gobierno) en una democracia que pretende ser madura y con una clara vocación de mejorar la calidad institucional en la provincia de Santa Fe”, fue el mensaje de Ricardo Spinozzi al gobernador Binner, que pidió al PJ respetar la división de poderes.

Votarán el presupuesto

La contestación consensuada ayer por la conducción partidaria y legisladores del PJ será remitida a través de una carta al Frente Progresista y sus destinatarios serán los mismos diputados y senadores que firmaron la invitación para crear la Mesa de Diálogo.

El objetivo de la coalición gobernante es constituir un ámbito de discusión que sirva para debatir sobre tres aspectos centrales que servirían para mejorar los fondos a municipios y comunas: política tributaria, presupuesto 2009 y distribución geográfica de recursos.

En el primero de los casos, el senador Ricardo Spinozzi cerró cualquier posibilidad de cambiar el esquema tributario de la provincia. “Creo que es el único caso en el mundo que ante semejante crisis global, se intenta gravar tributariamente a las industrias y descuidar así los puestos de trabajo. Todo el mundo está en el proceso inverso: cuidar los puestos de trabajo y el funcionamiento de la industria”, dijo.

En tanto, sobre el presupuesto 2009 afirmó: “Está en la Cámara de Diputados y todavía no accedimos al proyecto, más allá de que los senadores tenemos por costumbre ir mirando el plan de obra que se le diseña a cada uno de los departamentos. No avanzamos todavía en ese tema, pero sí esperamos que la Cámara baja lo trate a la brevedad”. Asimismo, garantizó que el Cálculo de Gastos y Recursos sí será aprobado en general por el justicialismo, pese a las diferencias que puedan surgir.

Comentá la nota