El Merval y el resto de las bolsas caen con fuerza por el desplome del mercado chino

El principal índice porteño pierde 1,4% en las primeras operaciones. Wall Street registra retrocesos generalizados en torno al 1 por ciento. La plaza de China cayó 6,7% y marcó un día negativo para el sistema bursátil
La Bolsa de Comercio de Buenos Aires opera hoy, lunes, en baja en medio de un día negativo para el sistema bursátil internacional ante el desplome del mercado de China.

El principal índice porteño, el Merval, cae 1,4% hasta 1.770 puntos, según informó esta mañana la agencia de noticias Reuters. Entre las bajas destacadas figuraban las acciones de Petrobras de Brasil con un 2,2 por ciento.

Las acciones de los Estados Unidos abrieron en baja por la caída registrada en la bolsa china y por un retroceso en los precios de las materias primas, ante el temor de que los precios de los activos hayan subido mucho más rápido que la economía real.

El promedio industrial Dow Jones bajaba 72,25 puntos, o un 0,76 por ciento a 9.471,95 unidades. El índice Standard & Poor's 500 perdía 8,1 puntos, o un 0,79 por ciento, a 1.020,83 y el índice tecnológico Nasdaq Composite cedía 17,19 puntos, o un 0,85 por ciento, a 2.011,58 puntos.

Las caídas de las bolsas chinas, 6,7 por ciento en el Shanghai Composite y 7,2 por ciento en el Shenzhen, se produjeron tras el anuncio de que los préstamos bancarios nuevos en ese país podrían caer por debajo de los 300 mil millones de yuanes (43.913 millones de dólares) durante septiembre, restando liquidez al mercado.

La semana pasada, los inversores comenzaron a vender ante la preocupación de que los bancos aminorasen el otorgamiento de préstamos que habían hecho subir las acciones cerca de 80 por ciento en agosto último, informa la agencia Bloomberg.

La reducción en el otorgamiento de préstamos generó incertidumbre en los inversores, preocupados por las medidas gubernamentales vinculadas con la restricción de préstamos indiscriminados que habían impulsado los mercados en el transcurso del año.

La baja del flujo de créditos dificultaría la liquidez existente y determinaría que hubiera menos dinero para comprar acciones en oferta, trascendió.

Comentá la nota