Merlini: “La carta de presentación de un funcionario es la transparencia de sus actos”

Merlini: “La carta de presentación de un funcionario es la transparencia de sus actos”

El presidente del Consorcio Portuario celebró la firma del convenio anticorrupción entre los representantes de Puertos Bonaerenses y la Provincia.

Los consorcios de Puertos bonaerenses se unieron este jueves al Programa de Integridad en Empresas Públicas, luego de que sus representantes rubricaran un compromiso con la transparencia de sus gestiones en la sede de la cartera productiva de la provincia, a cargo de Javier Tizado.

La firma tiene como objetivo combatir la corrupción y promover acciones tendientes a la consolidación y fortalecimiento institucional, reafirmando así el compromiso de integridad en la función pública.

A la rúbrica asistieron el ministro de Producción, Javier Tizado; el Director Ejecutivo de la Oficina de Fortalecimiento Institucional, Luis María Ferella; y los representantes de los puertos de Bahía Blanca (Miguel Ángel Donadío), Dock Sud (Alejandro Semmartin), La Plata (José María Dodds), Mar del Plata (Martín Merlini), Quequén (Arturo Rojas) y San Pedro (Marcos Eliseo Almada).

Por su parte, el consorcio del puerto de San Nicolás suscribirá el respectivo acuerdo cuando se lleve a cabo la designación de su presidente, como así también lo hará el puerto de Coronel Rosales, una vez finalizado el proceso de conversión a Consorcio.

Merlini celebró la firma del convenio al indicar que “la carta de presentación de un funcionario es la transparencia de sus actos durante su gestión”.

En tanto, Tizado remarcó que “lo que buscamos con esta medida es lograr que en los Consorcios se impulsen procedimientos internos para promover la probidad y, de esta forma, impedir posibles prácticas reprochables en las operaciones de los mismos”.

Desde ahora los presidentes de los consorcios asumirán el compromiso de transparencia presentando declaraciones juradas, llevando un registro de socios comerciales y proveedores, fomentando a los empleados a reportar situaciones contrarias a la ética pública o de hechos de corrupción y habilitando mecanismos de denuncias pertinentes.

Además, deberán designar un Oficial de Cumplimiento Estatal (OCE), posibilitar el acceso irrestricto a toda la información requerida por éste en cumplimiento de sus funciones, proveer al mismo de los medios y recursos para el desempeño de sus deberes en relación al tamaño y capacidad económica de la organización.

Asimismo, comunicarán al resto del directorio quién será designado como OCE, que velará por el correcto desenvolvimiento del plan y actuará como enlace entre el directorio y la Oficina de Fortalecimiento Institucional (OFI).

Luis María Ferella sostuvo que “esta es una medida ejemplar. Los puertos siempre fueron mirados como un área crítica de la provincia y esta es una firme decisión. Acompañamos esta política con un programa de integridad desarrollado para cada uno de los consorcios portuarios. Vamos a ir construyendo conjuntamente programas de integridad para cada uno de los puertos y a seguir de cerca el programa, los avances y el acompañamiento que necesiten”.

Los consorcios portuarios son entes públicos no estatales que tienen la finalidad de administrar y explotar el puerto; son entes legales con un modelo de gestión pública acorde a la dinámica portuaria. Este nuevo modelo permite la planificación y la previsibilidad de la operación portuaria, punto principal para el desarrollo y la mejora de la competitividad.

Entre los mecanismos de control que posee tras su conformación, se destacan el que lleva a cabo la Contaduría General de la Provincia, que puede requerir la información que sea necesaria para el cumplimiento de sus funciones; y la confección por parte del Directorio de un informe semestral escrito sobre la gestión social -incluyendo la información relevada por la Auditoría- que es luego remitido a los Organismos de Asesoramiento y Control.

Coment� la nota