Merkel, favorita, busca hoy más poder

Un buen resultado de los democristianos y los liberales le permitiría formar una coalición más afín y prescindir de sus rivales, el SPD
BERLIN.? El futuro de la primera potencia europea se juega hoy entre la democristiana Angela Merkel ?pragmática y casi alérgica a los dogmatismos ideológicos? y Frank-Walter Steinmeie, un tecnócrata socialdemócrata sin carisma que prometió frenar los "excesos ultraliberales" en este duro periodo de crisis.

No obstante, Merkel, líder de la conservadora Unión Demócrata Cristiana (CDU), no ocultó anoche que se sentiría más cómoda si puede formar un nuevo gobierno con el Partido Democrático Liberal (FDP). Según las últimas encuestas, ambos partidos tienen una intención de voto conjunta del 47% (33% para la CDU y 14% del FDP). Por su parte, el Partido Social Demócrata (SPD) de Steinmeier sólo alcanzaría el 26% de los votos.

"Se trata de decidir cómo vamos a salir rápido de la crisis", dijo ayer la canciller, en el acto de cierre de campaña. "Mañana [por hoy] se tratará de dar a la CDU la fuerza de formar un nuevo gobierno en Alemania, en una nueva constelación [con el FDP]", añadió Merkel. Un buen resultado de sus aliados preferidos, los liberales, le permitiría formar una coalición diferente a la actual y más afín para hacer frente a los grandes desafíos económicos.

En 2005, dos meses antes de ser elegida canciller, Merkel hizo su campaña con la promesa de reformas radicales "cueste lo que cueste". Para ella, era necesario adoptar "ya mismo y como parte de un solo paquete" la liberalización del mercado laboral, la seguridad social y el sistema fiscal.

Aquella mujer que, como líder de la oposición, prometía "reducir el papel del Estado y promover la responsabilidad de la gente", en cuatro años se ha convertido en una dirigente posideológica serena y tranquila. También ganó en prestigio al punto que, durante esos cuatro años, la revista Fortune la clasificó como la mujer más poderosa del mundo.

"Es una suerte de esfinge que habla con enigmas", suele decir el jefe del FDP, Guido Westerwelle.

Detrás de esa máscara plácida y sonriente, sus motivaciones, su visión de la sociedad y su modo de pensar siguen siendo indescifrables, a criterio de muchos alemanes. Para otros, el ejercicio del poder enseñó a Merkel a concentrarse en lo que es posible alcanzar, más allá de la ideología. Su actuación como jefe de la gran coalición con la oposición social-demócrata SPD entre 2005 y 2009 le deparó una lluvia de críticas del sector más conservador de su partido. Merkel es acusada de haber abandonado la ambiciosa agenda que la llevó al poder y de haber desplazado su partido hacia la izquierda.

Ese reproche tiene fundamento. Tras su casi derrota de 2005, cuando la CDU terminó apenas un punto por delante del SPD, Merkel comprendió rápidamente que sus compatriotas no tenían ningún interés en poner en tela de juicio el tradicional modelo social vigente desde el final de la guerra. Por esa razón abandonó rápidamente las orientaciones ultra-liberales definidas por la CDU en el congreso de Leipzig de 2004.

"Es capaz de sentir en forma inmediata los temas que serán populares y actúa en consecuencia", afirma Gerd Langguth, ex ministro de la CDU.

En todo caso, ese giro de centro-izquierda logró transformarla en uno de los cancilleres más populares de la historia reciente de Alemania. Ese es uno de los motivos por los cuales tiene todas las posibilidades de mantener el poder tras las elecciones de hoy. Y, tal vez, esa sea la razón ?sumada a los temores desencadenados por la crisis? por la cual los alemanes también decidan condenarla una vez más a seguir en esa alianza contra natura que forma actualmente con el SPD.

Sin carisma

Ministro de Relaciones Exteriores, Steinmeier arrastra una reputación de tecnócrata carente de carisma. Como jefe de gabinete del ex canciller Gerhard Schröder, participó en un impopular programa de reformas socialdemócrata que incluyó el seguro de desempleo, pero que permitió reducir drásticamente la desocupación, hasta que volvió a agravarse con la crisis actual. Ese programa tuvo gran parte de la culpa en la derrota que sufrió la coalición de socialdemócratas y verdes en 2005.Tiene, sin embargo, un enorme déficit. "Es terriblemente aburrido", señala el periodista Tom Ockers.

Entre las diferencias entre ambos partidos, la que más seduce a los electores es la propuesta del SPD de establecer un salario mínimo generalizado de 7,50 euros por hora. La CDU pretende, en su lugar, privilegiar la idea de un ingreso mínimo que combine el salario y otras subvenciones pagadas por el Estado.

Ambos partidos también difieren en política exterior. El SPD promete retirar a Alemania de Afganistán y está a favor del ingreso de Turquía en la Unión Europea (UE). Los conservadores consideran, por el contrario, que el país debe seguir participando en la misión de la OTAN contra los talibanes y rechaza la presencia de Turquía en la UE. Esas profundas diferencias fueron las que, desde 2005, limitaron el margen de maniobra de Merkel al frente de la coalición. En esas condiciones, sus colaboradores consideran inapropiado acusarla de haber girado a la izquierda.

La pregunta ahora es qué tipo de líder será Merkel si puede prescindir de los socialdemócratas y formar una nueva coalición de centro-derecha junto a los liberales. ¿Volverá a su política reformista ultraliberal de 2005 o seguirá siendo una líder pragmática y neutral?

"Naturalmente que podrá ?dice Langguth?. En algún momento volverá a plantearse la cuestión de la reforma de las estructuras socioeconómicas y Merkel será capaz de hacerle frente. Pero que nadie espere gestos espectaculares, todo se hará paso a paso."

Los personjes

ANGEL MERKELCanciller y candidata

* Edad : 55 años

* Partido : CDU

* Merkel estudió física en la Universidad de Leipzig, realizó un doctorado y se convirtió en política activa después de la caída del Muro de Berlín. En las elecciones de 2005, venció por un estrecho margen a los socialdemócratas y se convirtió en la primera mujer en ser canciller de Alemania y en el primer gobernante del país que había crecido en la antigua Alemania Oriental. Como líder de la primera "gran coalición" de Alemania desde 1960, Merkel impuso un rumbo centrista en la política nacional y se ganó la reputación de gran mediadora en el plano internacional.

FRANK-WALTER STEINMEIER

Candidato socialdemocrata

* Edad : 53 años

* Partido : SPD

* Desconocido en el mundo de la política nacional cuando fue nombrado por Angela Merkel ministro de Relaciones Exteriores, en 2005, Steinmeier emergió como uno de los políticos más populares de Alemania. De perfil siempre bajo, Steinmeier fue uno de los colaboradores más próximos del canciller Gerard Schröder. En noviembre de 2007, ocupó el simbólico puesto de vicecanciller y fue nombrado por el SPD como candidato a la jefatura del gobierno en septiembre del año pasado. Steinmeier es considerado un moderado en el seno del SPD.

Comentá la nota