Merino criticó a Juez y a abogados por juicios millonarios a la Tamse.

El presidente de la empresa municipal fue interpelado en el Concejo. Allí tuvo dos expresiones que provocaron la reacción del juecismo: "abogados pícaros" incitaron a los trabajadores a litigar contra la Tamse (en referencia a Ortiz Pellegrini) y "hubiese sido de otra manera si gestiones anteriores hubiesen tomado más en serio esta situación" (citando tácitamente a Juez).

Muchos antes de que el Ejecutivo municipal responda al pedido de informes sobre la actuación, como abogados litigantes, de legisladores juecistas en demandas contra la Tamse, el propio presidente de la empresa, Raúl Merino, confirmó ayer la pregunta. Lo hizo sin precisar con nombre propio al principal aludido en la polémica, el legislador provincial Miguel Angel Ortiz Pellegrini, aunque el tono de reproche a Merino interpuesto por Graciela Villata viene a confirmar hacia quién estaba dirigida la referencia de Merino.

El choque Merino-Villata -generado involuntariamente por una pregunta del peronista Elvio Sahaspe- se produjo ayer en la Comisión de Hacienda, adonde Merino y otros directivos de la Tamse se presentaron ante el requerimiento de los ediles para dar a conocer detalles del estado financiero de la empresa.

Sahaspe solicitó concretamente a Merino que explicara el alcance económico de los juicios, por diferencias de haberes, de trabajadores de la Tamse, que totalizan demandas millonarias, tal como lo publicara este diario.

Merino respondió que la suma total de las demandas ascendería a unos 20 millones de pesos, acotando que "hubiese sido de otra manera si gestiones anteriores hubiesen tomado más en serio esta situación".

Esta fue la primera frase de Merino que encendió la mecha y llevó a Villata a una fuerte reacción.

La segunda fue: "En una oportunidad se firmó un acuerdo con los trabajadores, en el cual (éstos) declinaban este derecho, pero algunos abogados pícaros incitaron a los trabadores a proseguir con los mismos, produciéndole a la empresa seguramente un daño económico del que todavía no se sabe cuáles serán las consecuencias".

Esto parece haber sido mucho para Villata, presidenta del bloque del Frente Cívico, que vio cuestionados sucesivamente a su jefe político, Luis Juez , y al legislador provincial Ortiz Pellegrini.

Por esto, le pidió a Merino que se rectificara o explicara mejor a qué se refería porque esto involucraría a terceros. El presidente de la Tamse se limitó a responder que sus dichos eran "la absoluta realidad" y que no tenía "por qué esconderlo", repitiendo sus expresiones anteriores.

Patrocinio

Ortiz Pellegrini y otros miembros de su estudio patrocinan a alrededor de medio millar de empleados de la Tamse en una causa por diferencias de haberes percibidos entre julio de 2002 y julio de 2004, que ha sido ganada en todos los casos en primera y segunda instancia, menos una, también con fallo favorable del Tribunal Superior de Justicia, en donde se encuentran las restantes porque todas fueron apeladas por el municipio.

Si se confirman todas las sentencias, como se presume con bastante lógica, fundamentalmente después del primer fallo del TSJ, Ortiz Pellegrini se convertirá en un "gran acreedor" de la Municipalidad, porque cobrará, del municipio y de los choferes, cerca de 5 millones de pesos en concepto de aranceles.

Si bien el municipio ya adelantó que, de ser necesario, apelará a la Corte Suprema cada uno de los fallos condenatorios, debe aclararse antes si el rol de legislador

-incluso de otro abogado de su estudio y actual concejal juecista, Fernando Machado- no lo ha inhibido a Ortiz Pellegrini a actuar contra el Estado municipal, atento a que la Constitución Provincial contiene previsiones al respecto (ver aparte).

Esta situación no fue aclarada por Ortiz Pellegrini en declaraciones radiales, tampoco datos más recientes que indican que, tras asumir como legislador, habría cedido los derechos del juicio a su hijo, Miguel Ortiz Pellegrini Morán, que habita el mismo estudio jurídico que él.

Lo que no resulta materia opinable es su actuación desde el punto de vista ético, el principal lema que el partido político de Juez dice sostener. Es que Ortiz Pellegrini no sólo es legislador provincial sino también que lo es en representación del Departamento Capital, es decir, la ciudad de Córdoba, de donde deben provenir los recursos para pagarle, si quedan firmes las sentencias.

Comentá la nota