"No merece confianza"

El decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Jurídicas, Roberto Vassia, afirmó ayer que no volvió a concursar por la presidencia del Tribunal de Cuentas porque el Consejo de la Magistratura no le merece confianza y agregó irónicamente que ahora hasta podría llegar a exigir "una terna masculina y una femenina".
Vassia, molesto, presentó una nota ante el Consejo por su exclusión en la terna que fue elevada al Poder Ejecutivo para cubrir ese cargo. Su fundamento fue que en 1998, con la misma ley, cuando se eligió a Natalio Peres, se mezclaron en la única terna abogados y contadores. Esta vez no fue así. Los consejeros seleccionaron a Marcos Paz y José Sappa en el dueto de abogados y declararon vacante la terna de contadores porque el único 'sobreviviente' fue el propio Vassia.

- ¿Por qué no volvió a presentarse?

- A esta altura, el Consejo de la Magistratura no me merece confianza. Para qué voy a sentarme otra vez ante los consejeros si quizá ahora digan que necesitan una terna masculina y una femenina... Con la misma ley, y con alguno de los mismos integrantes, resolvió de manera diferente que hace once años.

- Usted presentó una nota planteando esa diferencia. ¿Qué le respondieron?

- Se lo pregunté al presidente (Eduardo Fernández Mendía). Me dijo que la valoración es absolutamente secreta, que el voto es reservado y que la resolución es irrecurrible. Y además, lo que es insólito y me terminó de confundir, en el acta que labraron ni siquiera figura ni nombre. O sea que no aparezco participando en el concurso. El acta es una serie de párrafos sueltos donde dice que proponen dos abogados (Marcos Paz y Sappa) y hablan de listas mayores y menores... Y la ley habla sólo de ternas, ni siquiera de duetos.

- ¿Considera que el Consejo sólo puede elegir ternas?

- Así es.

Vassia también se refirió al dictamen donde "tampoco dice nada". Acotó: "No hay fundamentos. Leyéndolo objetivamente ni siquiera puedo sentirme involucrado porque no aparece mi nombre. En la facultad cuando alguien se presenta a un concurso figuran los nombres de los aspirantes; acá no".

- ¿Y qué dice el dictamen respecto a la terna vacante de los contadores?

- Que uno superaría las exigencias del concurso...

- ¿Ese uno sería usted?

- Supongo que sí, pero lo desconozco porque no me mencionan.

- ¿Por qué dijo que el Consejo no le merece confianza?

- Fui de buena fe, pensando en que el gobernador (Oscar Mario Jorge) es contador y es honesto, y que podía hacer algo positivo en el Tribunal de Cuentas. Me hubiera gustado saber antes del concurso que iban a elegir por separado las ternas de abogados y contadores.

- ¿Cuál es el procedimiento correcto, aquél o éste?

- El de una terna; éste no, porque en ningún lado dice que las ternas deben ser por profesiones.

- Si no vuelve a postularse, ¿es factible que presente su candidatura al rectorado?

- Estaba abocado al Tribunal de Cuentas. Era un lindo proyecto, interesante, en el que pensaba que me podía desempeñar bien. No pensaba en otra cosa.

- Hablando del Tribunal de Cuentas, ¿cómo evalúa su funcionamiento?

- Tengo algunas referencias. Tanto el Tribunal como Contaduría General deben ser organismos profesionalizados, y no me refiero a que todos deban ser egresados de Ciencias Económicas, sino que deben estar desprendidos de lo partidario. Porque si yo participo activamente de un partido político, no voy a juzgar de la misma manera las rendiciones de unos y otros. Además hay que profesionalizar ciertos procedimientos internos, mejorando la ley 513 (número del decreto-ley de creación del Tribunal de Cuentas en 1969). La norma es buena, pero necesita ligeras correcciones. Por ejemplo, que el Tribunal de Cuentas sea el organismo que cierre administrativamente una obra pública y que diga que si la licitación fue por 100 pesos y se pagaron 150, que esos 50 pesos fueron por determinadas modificaciones o no se sabe porqué. Actualmente no creo que pueda decirse cuánto cuesta una obra pública. Y algo más: el Tribunal tiene que tener independencia.

- ¿No lo ve independiente?

- Desde afuera no.

- ¿Está amargado?

- No me siento frustrado, pero pensé que podía hacer un aporte.

- Un panorama hipotéticamente posible es que el concurso vuelva a quedar vacante. En ese caso el gobernador elige un nombre y ese nombre podría ser usted.

- No, no... El tema ya lo di por concluido, no soy candidato para el Tribunal de Cuentas. ¿Para qué voy a seguir? La otra vez fui ternado y me enteré por LA ARENA que el elegido era (Natalio) Peres, ahora cambiaron la interpretación de la ley...

- ¿En 1998, cuando en una terna se incluyeron abogados y contadores, hubo algún cuestionamiento al mecanismo de elección?

– No. Nadie cuestionó nada, y uno de esos integrantes forma parte hoy del Consejo (NdR: el contador Ricardo Alison).

Alison, entre ayer y hoy

Ricardo Alison es el único de los consejeros que integró la Magistratura ayer y hoy. Cuando se eligió una sola terna para el cargo de presidente del Tribunal de Cuentas y ahora que se elegirán por separados a los abogados y a los contadores. Ayer habló con LA ARENA, desde General Pico, y aseguró que el mecanismo correcto es el que se dispuso en esta ocasión.

"Son criterios de interpretación (del artículo 28 de la Ley Orgánica del Consejo de la Magistratura), para mí el mecanismo correcto es el que se eligió ahora", dijo Alison. Indicó que la norma "no dice específicamente que deban elegirse dos ternas, pero del texto se desprende claramente que es así. En la primera ocasión, en 1998, se leyó la ley y no se advirtió esa circunstancia. Quizá ahora se la analizó más".

Ese artículo 28 expresa que "para la conformación de las ternas de abogados o contadores aspirantes a presidente o vocal del Tribunal de Cuentas (...), se efectuará el concurso en las condiciones establecidas en la presente ley".

Alison, ante una pregunta, recordó que en 1998 no hubo discusiones ni cuestionamientos cuando se eligió al abogado Natalio Peres para la presidencia, a quien se ubicó en la terna junto a los contadores Roberto Vassia y José Capello. "No sé si se hizo una lectura rápida, pero nadie cuestionó nada", concluyó.

Comentá la nota