Mercosur: estudian medidas de protección

Brasil aceptó un pedido argentino de que el bloque aplique en conjunto salvaguardas para frenar importaciones extrazona
BRASILIA.- En la primera semana de octubre, cuando las bolsas del mundo cayeron como nunca en la historia, la presidenta Cristina Kirchner pidió una reunión urgente del Mercosur para orquestar una estrategia común ante la crisis económica mundial. Ni el encuentro se hizo de inmediato, sólo ayer, ni en él se tomaron decisiones concretas. Pero la Argentina logró al menos que Brasil apoyara la idea de que el bloque aplique en conjunto salvaguardas y medidas antidumping para frenar importaciones de fuera de la zona. ?No es para abusarse de ellas, pero pueden ser usadas puntualmente?, aclaró el canciller brasileño, Celso Amorim, sobre las eventuales medidas conjuntas.

La Argentina también propuso subir el arancel externo común para algunos productos de ciertos rubros, como los textiles, marroquinero y de madera y muebles. Días antes, el ministro de Hacienda de Brasil, Guido Mantega, había manifestado que no era momento de adoptar medidas proteccionistas. Pero ayer en Brasilia, en la reunión extraordinaria de ministros de Economía y Relaciones Exteriores, Amorim prometió que examinará el pedido argentino porque no implica subas generalizadas del arancel, según comentó el funcionario ante la prensa argentina. No obstante, el canciller Jorge Taiana y el ministro de Economía, Carlos Fernández, no pudieron regresar en el Tango 01 con la suba concreta de la tarifa.

Es que Brasil insiste en que no hay que apurarse por tomar una medida proteccionista que podría desencadenar represalias en otras partes del mundo, en una coyuntura en la que los gobiernos tienden a caminar a contramano del libre comercio. Brasil es justo uno de los grandes promotores de la Ronda de Doha de liberalización del comercio mundial. El cambio de posición de Brasil se explica porque este país también quiere elevar el arancel para ciertos productos, como lácteos, vinos, textiles y electrónicos (la zona franca de Manaos ya está sufriendo la crisis internacional). Pero estas alzas deberán esperar hasta la cumbre del Mercosur, que se realizará en diciembre en Brasil, para cuando se tendrá una dimensión más acabada de la crisis mundial.

El que se opone a estas medidas proteccionistas es Uruguay, aunque no necesariamente impedirá su aplicación. ?La suba del arancel no es nuestra posición, pero la propuesta se va a canalizar por los órganos correspondientes del Mercosur?, dijo a LA NACION el vicecanciller, Pedro Paz.

El Uruguay de Tabaré Vázquez insistió en su discurso aperturista y sus ministros dijeron que la crisis internacional debe enfrentarse con más comercio hacia dentro y fuera del Mercosur. En cambio, el Paraguay de Fernando Lugo propuso más intercambio intrazona, según manifestó el viceministro de Relaciones Económicas e Integración, Oscar Rodríguez Campuzano. Amorim coincidió en que ?la respuesta a la crisis es más comercio?. Está claro que los socios de la Argentina no quieren barreras al intercambio regional y esperan que las recientes medidas aduaneras del gobierno de Cristina Kirchner no los afecten.

Taiana y Fernández pidieron además que se prorrogue la excepción para que la Argentina pueda importar maquinaria sin el arancel del 14% correspondiente, de modo de incentivar la inversión. En la delegación argentina dicen que el gobierno de Brasil ?el principal fabricante de bienes de capital del bloque? ya aceptó, aunque el sí no es oficial. La Argentina propuso por último la creación de una comisión de seguimiento de la crisis internacional, pero no lo consiguió.

Comentá la nota