El Mercosur dejará de usar el dólar en el comercio regional

El Mercosur dejará de usar el dólar en el comercio regional
Incluso Colombia podría sumarse al acuerdo para no usar la divisa estadounidense. Será difícil que la Cumbre del Mercosur apruebe un nuevo Código Aduanero
El acuerdo que la Argentina y Brasil firmaron para pagar las operaciones de comercio exterior en moneda local será ampliado a Paraguay, Uruguay y, probablemente, otros países de la región. La desdolarización del comercio regional terminó de definirse anoche en esta ciudad y será suscripta mañana por los presidentes de la región, en el marco de la XXXVII Cumbre del Mercosur, que arrancó ayer en Asunción.

El intercambio comercial en monedas regionales se constituye hasta el momento en uno de los pocos acuerdos económicos a los que se arriba en esta cumbre, ya que las discusiones sobre la eliminación del doble cobro del arancel externo común, la distribución de la renta aduanera y el Código Aduanero están trabados y no serán ni siquiera discutidos. También estaría avanzado un consenso entre los países miembros del bloque para que los legisladores del Parlamento del Mercosur sean elegidos por la gente de manera directa (ver aparte) y no sería extraño, aunque no está en la agenda, escuchar a los funcionarios de los diversos países recriminarse mutuamente los excesivos controles a la importación. Brasil, de hecho, viene reclamando a la Argentina desde hace tiempo por las importantes demoras en la aprobación de las licencias no automáticas y hasta amenazó con denunciar al país ante la Organización Mundial de Comercio (OMC). Al respecto, la Confederación Nacional de la Industria (CNI) de ese país se refirió ayer al tema con extrema dureza (ver aparte).

Estas cuestiones serán debatidas en la reunión que los ministros de Hacienda y presidentes de Bancos Centrales tendrán esta mañana en el Centro de Convenciones de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), donde se realiza el evento. Pero las definiciones políticas se conocerán recién el viernes, luego de la Cumbre de Presidentes, a la que concurrirán los mandatarios de la Argentina, Cristina Fernández; Brasil, Lula da Silva; Uruguay, Tabaré Vázquez; Paraguay, Fernando Lugo; Chile, Michelle Bachelet; Bolivia, Evo Morales; Venezuela, Hugo Chávez, y como invitado especial, el jefe de Estado ecuatoriano, Rafael Correa.

"El acuerdo extendido para pagar en moneda local las operaciones de comercio exterior va a firmarse, aunque Paraguay no pueda aplicarlo porque no cuenta con un sistema de operaciones electrónicas", señalaron fuentes oficiales que participan de las negociaciones. Sin embargo, destacaron que "es bueno que lo firme porque eso lo va a alentar a avanzar en el sistema que le falta".

"Para nosotros es muy útil porque somos importadores de electricidad de Paraguay y tenemos que desembolsar muchos dólares para pagar la energía", justificaron las fuentes, quienes destacaron que gracias al acuerdo con Brasil, la electricidad ingresada desde ese destino se pagó en pesos.

Otro país que está muy interesado en sumarse al acuerdo es Colombia, que ya está negociando con el mayor socio del Mercosur.

El sistema de pagos en moneda local tiene apenas ocho meses de vida y en el Gobierno hay diversas percepciones sobre su evolución. Desde el Banco Central se muestran optimistas porque consideran que el régimen arrancó justo en el pico de la crisis económico-financiera y que su utilización va a ser muy superior en el futuro. Desde la cartera de Producción, sin embargo, admiten que su éxito fue parcial y que están trabajando en la eficientización del esquema. "Tenemos que mejorar la difusión en las PYMES porque hasta ahora lo han usado sólo 180 empresas y además estamos estudiando la posibilidad de que la prefinanciación de exportaciones también sea en moneda local", admitió una fuente del ministerio presidido por Débora Giorgi.

La delegación argentina estará compuesta, además de Cristina, por los ministros de Economía, Amado Boudou, de Producción, Giorgi, de Relaciones Exteriores, Jorge Taiana, y funcionarios de segunda línea.

Comentá la nota