Mercosur acordó mayor protección frente al mundo y menor dependencia del dólar

 Mercosur acordó mayor protección frente al mundo y menor dependencia del dólar
Los países prorrogaron excepciones al Arancel Externo Común (AEC) y decidieron subirlo para hilados, lácteos y marroquinería. Uruguay se suma al comercio en monedas locales
Aunque lo peor de la crisis ya pasó y hay claras señales de recuperación, el Mercosur decidió incrementar su protección frente al resto del mundo. En el marco de la Cumbre que se está desarrollando en Montevideo, la Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay decidieron prorrogar las listas de excepciones al Arancel Externo Común (AEC) que rige en cada país hasta diciembre de 2011 y subir esa tarifa para los hilados, los lácteos y los artículos de marroquinería.

Este acuerdo fue alcanzado por el Grupo Mercado Común –órgano ejecutivo del bloque–, que mantuvo reuniones de carácter técnico durante todo el fin de semana. Estos encuentros derivaron en la decisión, anunciada ayer en el cónclave de Cancilleres y ministros de Economía, de mantener excepciones del AEC a 100 posiciones arancelarias cada miembro del bloque. De esta manera, los países podrán continuar importando extra zona un grupo de productos con arancel cero y, de esa manera, abaratar costos cuando se trata de bienes de capital e insumos. En el caso argentino, por ejemplo, el ingreso de maquinaria figura en la lista de excepciones y, para contrarrestar el efecto sobre la producción nacional de bienes de capital, los fabricantes reciben un bono equivalente al 14% de su facturación.

A su vez, el Mercosur también acordó subir de entre 14% y 16% a 18% el arancel que rige para los hilados; de entre 18% y 20% a 35% el de marroquinería –fundamentalmente mochilas– y de entre 12% y 14% a 28% el vigente para el ingreso lácteos al país. "En el caso de los lácteos, se trata de una suba transitoria hasta el 31 de diciembre de 2011", explicó la ministra de Industria y Turismo, Débora Giorgi.

La funcionaria agregó que con esta decisión "se evita seguir manteniendo una invasión de productos europeos y estadounidenses y va a posibilitar a la Argentina y Uruguay a tener más comercio con Brasil". El vecino país es el principal comprador de productos lácteos de la Argentina, en volumen, y de Uruguay, en divisas.

Avances con la UE

Durante la reunión del Consejo del Mercado Común, los Cancilleres y ministros de Economía del Mercosur también coincidieron en la necesidad de retomar las negociaciones Mercosur–Unión Europea. La idea es aprovechar que la Argentina tendrá durante los próximos seis meses la Presidencia pro tempore del bloque, y que España cumplirá el mismo rol en la Unión Europea. Estas negociaciones habían sido postergadas con la expectativa de que avanzaría con éxito la Ronda de Doha, pero como nuevamente fue un fracaso, el Mercosur intentará concretar un acuerdo birregional.

Al respecto, el secretario del Mercosur, Carlos "Chacho" Alvarez, consideró que deberá tener un "fuerte impulso político" para que se concrete. En ese sentido, recordó que "hace 10 años que se está negociando", a nivel técnico, sin resultados, por lo que estimó que "si se deja a los políticos, se puede estar cerca". El comercio entre el Mercosur y la UE totalizó u$s 105.000 millones, mientras que el flujo intrazona alcanza los u$s 42.000 millones, dijo Giorgi.

Por otra parte, los países del bloque también discutieron respecto del sistema de intercambio comercial en monedas locales, que desde el año pasado ya funciona entre la Argentina y Brasil y al cual se sumará Uruguay, en principio, para operar con el mayor socio del Mercosur. Aunque reconoció que todavía tiene un uso "modesto" por parte de las empresas –totaliza u$s 300 millones en 2009–, el ministro de Economía, Amado Boudou, afirmó que prevé que el mecanismo crezca "10 veces en 2010".

Comentá la nota