Mercau: El déficit "no es por mala gestión"

El ministro se refirió a las cuentas provinciales y aseguró que "el problema que tenemos es de ingresos, no de gasto".
Celso Jaque volvió a culpar ayer a la crisis financiera global y a circunstancias imprevistas como el brote mundial de gripe A H1N1 por los pesares de las cuentas provinciales. El rojo que por estos días desvela a ministros y funcionarios menores porque complica sus gestiones era visible sin margen de error desde mediados de año, cuando ya había atrasasos de más de seis meses en los pagos de algunos insumos básicos, como los medicamentos de los hospitales.

Por su parte, Raúl Mercau aseguró que el déficit de este año "no es consecuencia de una mala gestión. La oposición trata de instalar que hubo un desborde del gasto pero esto no es cierto; el problema que tenemos es de ingresos, no de gasto".

El gobernador y el ministro trasladaron la justificación a la realidad de las cuentas de los municipios, en donde también hay serios atrasos con los proveedores.

Comedores y la asistencia, en riesgo

La fuerte deuda puso en riesgo los insumos del Estado mendocino . Aunque la situación más desesperante en este aspecto la enfrenta la cartera de Salud, todas las áreas sensibles están jaqueadas por la crisis financiera que llevó al Gobierno a pedir una autorización a la Legislatura para contraer una deuda de $520 millones.

El cobismo podría ceder algo

Ayer en las filas del Frente Cívico (la UCR más el CONFE y otros partidos alineados con Julio Cobos) se empezó a analizar la posibilidad de contraofertarle una estrategia de endeudamiento al Gobierno para salvar los atrasos con los proveedores de las áreas más en riesgo del Estado. La idea contempla autorizar un endeudamiento por unos $50 millones que tendrían que destinarse prioritariamente a las áreas con más impacto social.

Esta contrapropuesta no fue expuesta ante todos los dirigentes del cobismo, por lo que entre hoy y mañana podría consolidarse y transformarse en una propuesta formal al Gobierno o archivarse para siempre. De ser admitida por el conjunto de la dirigencia del principal grupo legislativo de oposición, sería comunicada oficialmente a mediados de semana.

Entonces, la exigencia que le harán a Jaque es que el destino de los fondos sea la cancelación de la deuda con los proveedores de medicinas e insumos de laboratorio y bioquímica de los hospitales públicos, como también la atención de la mora con los responsables de la mercadería y productos frescos de los comedores escolares.

El diputado cobista Alexander Maza consideró que la situación de estas áreas críticas para la contención social que planteó el ministro de Hacienda, Adrián Cerroni, el viernes en la Legislatura, "es preocupante". Maza es uno de los cobistas que están dispuestos a apoyar la facilitación de un crédito por $50 millones para atender las áreas mencionadas. "Si sirve para evitar que el descalabro de las cuentas afecte a los más necesitados, podríamos discutirlo", dijo.

Comentá la nota