Mercau convoca a 15 economistas locales para delinear un programa.

Participarán en el Consejo Asesor Económico de Mendoza. Los ejes a trabajar: atracción de inversiones, promoción y estadísticas.
Desde las entidades a las que representan o sus consultoras, responden a distintas extracciones ideológicas. Sin embargo, son 15 expertos locales en economía y finanzas que, en respuesta a la convocatoria oficial, hoy se pondrán idéntico traje dentro del Consejo Asesor Económico que impulsa el ministro Raúl Mercau para darle forma al programa de gestión.

Desde las 10.30, el flamante órgano se reunirá con Mercau para empezar con un diagnóstico y posteriores propuestas acerca de tres ejes de acción: un modelo de atracción de inversiones sustentable para la provincia; la promoción de la producción mendocina en los mercados internos y externos y la más que delicada consigna de rediseñar, auditar y darle credibilidad al sistema estadístico de Mendoza.

Quienes accedieron a la propuesta inicialmente son Silvia Jardel (CEM), Gustavo Reyes y Jorge Day (Ieral-Fundación Mediterránea), Jorge Sansone (ex subsecretario de Presupuesto de la Nación), Gustavo Rivarola (asesor del ministerio de Hacienda y co-autor de investigaciones junto a Mercau), Gabriel Fidel (ex-ministro de Economía), Alejandro Trapé (titular del Depto. de Investigaciones Económicas de la UNC), Daniel Garro (Estudio Valor), José Vargas (Evaluecon), Rodolfo Cavagnaro (asesor y periodista), Aldo Medawar (Fac. de Cs. Económicas), Daniel Rada (profesor de Economía Internacional de la Uncuyo), Armando Llop (Centro de Economía y Legislación del Agua), Armando Bertranou (actual funcionario del Conicet, en duda), y Raúl Molina (docente universitario e investigador).

La idea de Mercau es que el grupo primario se extienda a otros profesionales, tanto del país como los que se desempeñan en el exterior. De hecho, reconoció haberse contactado con mendocinos vinculados a organismos internacionales, cuyo nombre mantiene en reserva. No obstante, la misión será la misma para todos: aportar diagnósticos, herramientas y propuestas para mejorar el desempeño económico de Mendoza.

Sin embargo, varios de los convocados tienen claro qué fijarán como prioridades, y la información económica picó en punta. Y en ese orden, tampoco se descarta la participación de la ex directora de la DEIE, Patricia Giménez. "Por su experiencia podremos convocarla, por su puesto. Pero ahora son sólo economistas", afirmó Mercau.

En los próximos días, el funcionario y la sucesora de Giménez, María Inés Crisafulli, presentarán un plan con los indicadores a medir a futuro, que incluye desempolvar el índice local de precios minoristas en base a un relevamiento mensual, además del Producto Bruto Geográfico (PBG) provincial, de empleo (con datos de la Subsercretaría) y el de actividad industrial. Según el ministro, "lo importante será ajustar su periodicidad, por eso se difundirán mensual y trimestralmente".

Aldo Medawar, catedrático de Ciencias Económicas, propone "empezar por la disponibilidad de información, porque su carencia o tenerla a medias no permite diagnosticar ni señalar prioridades. La inversión necesita señales claras, aunque en simultáneo hay otros aspectos que se pueden desarrollar, como el empleo".

Sobre la inflación minorista, Medawar precisa que "tambien deberían medirse las diferenciales regionales, que es importante para tener claro el poder de compra del salario real en Mendoza, a la vez que cuantificar la tasa implícita mensual".

Si bien no hay precisiones sobre cómo se implementará, desde la Dirección de Fiscalización (hasta 2007 ejecutaba un relevamiento quincenal) asumen que "no hay recursos, ni capacidad operativa" para volver a hacerlo.

Cabe recordar que durante más de cuatro años, el organismo censó valores de alimentos y artículos de limpieza en las góndolas de las principales cadenas de súper e hípermercados locales. Con los datos (se ponderaban no menos de tres marcas por producto) se elaboraban cuadros comparativos con doble fin: saber dónde se podía comprar más barato y sobre todo, la variación mensual para los bolsillos del público mendocino.

Comentá la nota