Mercantiles se movilizan a favor de la radicación de hipermercados

El secretario general de Empleados de Comercio convocó a quienes están en contra de la ordenanza que pone límites a la radicación de grandes emprendimientos comerciales.
El sindicato de Empleados de Comercio convocó para mañana a una movilización a favor de la radicación de grandes emprendimientos comerciales, posibilidad que ahora está en riesgo por la sanción el jueves 9 de una ordenanza restrictiva.

La concentración será a las 10 a las puertas del sindicato (Independencia entre Belgrano y Rivadavia), desde donde la manifestación se dirigirá hasta el palacio municipal para entregar un documento con la fundamentación de la postura del gremio.

"Los empleados de comercio en general estamos en contra de la resolución que ha dictado el Concejo Deliberante -en forma de ordenanza y que está en manos del señor intendente- porque sería alambrar la ciudad con esa ordenanza que dicen que quieren poner en vigencia" adelantó ayer el secretario general, Pedro Mezzapelle.

"Nosotros entendemos que debido a la gran desocupación que existe en Mar del Plata y en el país esto sería cerrar las fuentes de trabajo que tanto deseamos" aseguró.

"En estos momentos hay gente que piensa para hoy, pero hay que pensar con proyección de futuro, hay que pensar para nuestros nietos, para nuestros bisnietos. Es injusto privar que vengan capitales que quieren invertir. Creemos que sería muy importante la apertura dado que además de trabajo se van a abrir más oportunidades de competencia para las amas de casa y eso también es muy importante" señaló el dirigente en diálogo por LU6.

El referente aseguró que "hay mucha gente que quiere invertir en Mar del Plata, no solamente empresas determinadas", pero que la ordenanza -que se aprobó por mayoría, pero sin acuerdo del oficialismo- inhibe totalmente la posibilidad de inversión y yo creo que la ciudad necesita extenderse, no achicarse".

En ese contexto recordó que "hay un montón de negocios que se han extendido y nadie puso ningún pero. Ahora que van a venir otros capitales a invertir tenemos una serie de inconvenientes ¿por qué no podemos darle la posibilidad a otras empresas que vengan a instalarse en Mar del Plata?", se preguntó.

Por eso aseguró que la convocatoria de mañana es no sólo para empleados sino para "amas de casa, desocupados, todos los que se están quejando de este cierre que han hecho a través de la ordenanza".

Más adelante Mezzapelle consideró que los concejales que votaron a favor de esta ordenanza "han tomado una determinación bastante apurados, no han estudiado bien las cosas".

En referencia a los salarios que pagan las grandes empresas del sector comercial, como hipermercados, el gremialista recordó que son los que "rigen por convenio colectivo de trabajo".

En ese contexto comentó que "en los híper y súper hay gente que trabaja muchas más horas y a través de una regulación se consiguió que los empleados trabajen dos domingos al mes y les paguen, pero es un poco injusto porque en Mar del Plata no sólo abren los súper y los híper, toda la ciudad abre los sábados y domingos". En ese sentido consideró que deberían pagarles a "todos los trabajadores como corresponde".

Salarios bajos

Mezzapelle consideró que tanto los empleados de comercio como de otros sectores "están ganando muy poco".

En relación a su gremio indicó que "podrían ser ministros de economía los empleados porque administrarse con tan poco -un básico de 1.500 pesos- es difícil". Por eso el sindicato reclama "un mínimo de 2.100 pesos".

"Los salarios de todos los trabajadores están bajos, nosotros entendemos que, ante la crisis que estamos viviendo y vamos a vivir, es importante tratar de entendernos entre todos los trabajadores y los empresarios de que con un mejor salario vamos a reactivar el mercado en toda la Argentina".

Al respecto apuntó que "el salario es una inversión, no hay ningún empresario que haya hecho plata si no es a través de los trabajadores y nosotros entendemos que los trabajadores de distintos establecimientos trabajan permanentemente para remarcar. Todos sabemos que los salarios que hemos percibido este año ya se los comió la inflación, por eso nosotros decimos que pedimos un salario realmente acorde con las necesidades que estamos viviendo".

Para hacer referencia a la pérdida del poder adquisitivo que se ha dado en los últimos tiempos ejemplificó que "muchos hijos lo único que pudieron hacer el Día de la Madre fue darle un beso a la mamá. Se ha vendido muy poco porque el poder adquisitivo del trabajador es muy bajo".

Asimismo pidió "que el Gobierno nos deje discutir a nosotros con los empresarios el salario, que no nos ponga techo, para que tengan mejores condiciones los trabajadores".

Es porque aseguró que en la actualidad "no podemos ir al banco a pedir un crédito, no podemos ser garantes de una vivienda porque el salario es muy bajo, a algunos ni siquiera les alquilan porque el salario es muy bajo".

En tanto consideró que "con mejor salario vamos a mejorar la rueda que todos los argentinos aspiramos que se empiece a mover".

Comentá la nota