Mercados en rojo: la Bolsa cayó 7% y el dólar subió 4 centavos

Justo cuando algunos analistas se empezaban a animar a pronosticar que piso de la crisis de los mercados está "más cerca del piso que del techo", ayer una nueva caída abrupta en las plazas de todo el mundo volvió a sembrar un extremo pesimismo entre los inversores.
Tanto en Argentina como en EE.UU. se perforaron dos "barreras psicológicas": el Dow Jones descendió por debajo de los 7.000 puntos y el índice Merval de Buenos Aires terminó la jornada en 943 puntos, más de un 7% abajo que el viernes. No se situaba por debajo de los 1.000 puntos desde diciembre.

El nerviosismo se notó también en bancos y casas de cambio, donde el dólar terminó trepando 4 centavos y llegó a $ 3,62 en su valor para la venta. Todo en un contexto de fuertes devaluaciones en las monedas de América latina: desde agosto de 2008, el peso argentino se depreció un 17,9%, el Real brasileño un 55% y el peso mexicano un 55,7%.

Ayer, el director del Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI), Nicolás Eyzaguirre, advirtió que la situación económica mundial "en vez de mejorar, va a empeorar".

En la Bolsa de buenos Aires los papeles que más sufrieron fueron los expuestos a variables globales como el precio del petróleo, que ayer se derrumbó en Texas un 10,3%. Las acciones con mayores pérdidas fueron la siderúrgica Tenaris (-11,4 por ciento), Petrobras Brasil (-8,6), Mirgor (6,4 abajo) y los de entidades financieras. "Empresas como Siderar y Aluar vienen siendo muy castigadas en el último mes, con bajas cercanas al 30%", apuntó Juan Ignacio Di Santo, analista de Puente Hermanos. El indicador líder extiende a 12,6% las pérdidas en el año y a 56,15% desde el 30 de diciembre de 2007.

En tanto, el dólar cotizó ayer cuatro centavos arriba con respecto al viernes. "Fue un día muy negativo en las Bolsas y hubo devaluaciones en prácticamente todas las monedas. El peso mexicano, el peso chileno y el real se devaluaron también muy fuerte", dijeron fuentes del Banco Central a la agencia estatal Telam.

El real brasileño se depreció ayer un 2,6 por ciento, más del doble de la devaluación del peso argentino (-1,6%) y del peso chileno (-1,71%).

Los operadores señalaron que el Banco Central de la República Argentina no intervino en el mercado de forma activa para frenar la caída del peso, en una nueva señal de la "devaluación administrada" y gradual que impulsa el gobierno.

Desde principios de año, la divisa argentina se devaluó en un 4,32 por ciento. El nivel más bajo del dólar fue a mediados del año pasado, durante la crisis del campo, cuando llegó a cotizar 3,04 pesos. A partir de entonces comenzó a escalar de forma paulatina hasta llegar al valor actual, que ya es similar a la cotización de diciembre de 2002.

"A pesar de las continuas intervenciones del BCRA vendiendo dólares en los mercados "spot" y de futuros el peso se viene depreciando, en parte empujado por la debilidad del Real y en parte por los rumores de una posible nacionalización del comercio exterior de granos", apuntó ayer Miguel Kiguel, de la consultora Econviews.

Los bonos también bajaron, aunque algo menos que las acciones. Operaron con poco volumen. El Discount en pesos perdió 2,4 por ciento y el BODEN 2012, que s encuenta en a lista del Goierno para efrecer un próximo canje para patear vencimientos, bajó 1%.

Comentá la nota