Mercados: el maíz se cortó solo y volvió a subir

La operatoria en el recinto de operaciones del mercado disponible de granos finalizó ayer con demoras a la espera de que los precios de la soja no fueran tan bajos como consecuencia de la caída en el mercado externo de referencia. El comportamiento generalizado fue dispar, siendo el maíz el producto que localmente volvió a mejorar para reflejar la menor oferta que se proyecta para la próxima campaña frente a la adversidad del clima en los cultivos. La suba de los futuros impacta en los precios disponibles.
En Chicago el cierre fue bajista por tomas de ganancias luego de las importantes subas de la jornada anterior, aunque el maíz y la soja encuentran en el clima seco en Sudamérica un elemento de sostén para los precios.

La baja de los precios de la soja en el mercado externo impactó en las ofertas compradoras locales, mientras que las ordenes de ventas fueron menores a la espera de una recuperación en los próximos días. Una fábrica para San Martín pagó 825 pesos por la oleaginosa con descarga inmediata, igual que en Timbúes y General Lagos con entrega hasta el jueves de la próxima semana. Las fábricas de Timbúes, San Lorenzo, San Jerónimo, Villa Gobernador Gálvez y General Lagos quedaron pagando 820 pesos con descarga. La exportación en Timbúes pagó 830, en Lima 825 y en Ramallo 820.

Para la soja nueva las fábricas de San Martín y Villa Gobernador Gálvez y la exportación en Timbúes pagaban 225 dólares para la oleaginosa con entrega en mayo, mientras que en Lima la oferta quedó a 223 y a 222 en las fábricas de Timbúes, San Lorenzo y General Lagos y la exportación en San Martín y Arroyo Seco.

Por su parte, el maíz local continúa subiendo. La exportación se muestra mas activa por la preocupación sobre la cosecha nueva frente a las adversas condiciones climáticas. Sube el maíz nuevo y contagia al disponible aunque no se pueda exportar. La exportación en Timbúes con descarga, en Arroyo Seco con entrega desde el lunes próximo y en San Martín sin descarga pagó 390 pesos, mientras que en Rosario la oferta quedó a 380 con descarga.

Para el maíz nuevo, la exportación en San Martín, Timbúes, General Lagos, Arroyo y Lima pagaba 117 dólares por el cereal entrega en marzo/abril, mientras que en Alvear la oferta quedó en 115.

Los precios del trigo entraron en la depresión poscosecha y por la ausencia de nuevas ventas al exterior. La caída de 20 pesos no hace más que reflejar el menor interés de los compradores exportadores. La exportación en San Martín con descarga inmediata, en Ramallo desde el lunes próximo y en San Martín y Arroyo Seco sin descarga pagó 380. La molinería en Rosario ofreció 400 pesos por el cereal entrega en febrero.

Comentá la nota