Mercados Día de euforia en las bolsas El Merval subió 6,25% impulsado por el petróleo y las noticias del exterior

Impulsada por el precio del petróleo y los mercados internacionales, la Bolsa porteña vivió ayer una jornada de euforia y cerró con una suba del 6,25 por ciento. El índice Merval, que registra el comportamiento de las acciones líderes, alcanzó los 1528,58 puntos, con un volumen negociado de $ 61 millones.
Las mayores alzas en la plaza porteña las registraron las acciones vinculadas con el negocio petrolero, como Tenaris, que tuvo un alza del 6,55%, y Petrobras, que terminó con una suba del 6,42%. Además, también se registraron aumentos muy fuertes en los papeles del Banco Macro (6,36%) y el Grupo Financiero Galicia (9,35 por ciento).

La recuperación del Merval se explica a partir de las subas en los contratos futuros del petróleo en los Estados Unidos, como producto de un ataque de un grupo rebelde a dos oleoductos en Nigeria y el incendio de una refinería clave en la Costa Este estadounidense. A estos hechos se sumaron las versiones sobre un nuevo recorte en la producción por parte del cartel de la OPEP, lo que terminó impulsando el precio del crudo, que subió 2,7 dólares a US$ 59,01 el barril en Texas.

Subas generalizadas

Junto con el petróleo, los principales indicadores de Wall Street también se vieron beneficiados por los mejores datos sobre el consumo minorista estadounidense. El promedio industrial Dow Jones avanzó 2,85%, el índice S&P500 recuperó 3,05% y el tecnológico Nasdaq se disparó 3,1 por ciento.

En Europa también se vivió una jornada positiva, con subas en los principales mercados. El índice CAC 40 de París aumentó un 2,41%, seguido por el Dax de Francfort y el FTSe de Londres, que tuvieron incrementos de 2,42 y 2,26 por ciento, respectivamente.

El buen momento de las acciones locales e internacionales fue acompañado por los papeles de la deuda argentina. El bono Discount en pesos ganó 6,5%, el Par subió 1,14% y el Boden 2012 cerró con un alza del 3,10 por ciento.

Por otro lado, en la plaza cambiaria el dólar mostró escasa volatilidad y terminó en las casas de cambio en 3,74 pesos el tipo vendedor y en la franja mayorista a 3,730, en una jornada sin cambios frente al cierre del último viernes.

La ausencia de variaciones en la cotización de la divisa norteamericana se debió a la combinación de las ventas de los exportadores, que fueron compensadas por las compras de bancos y empresas, aunque promediando la jornada el Banco Central terminó interviniendo para amortiguar la baja del dólar.

Comentá la nota