Mercados en crisis: el puerto local bajó a la mitad sus exportaciones

El empresario que opera la terminal portuaria confirmó los efectos negativos de la crisis internacional. Señaló que muchos de los contratos fueron suspendidos por tiempo indeterminado.
Tras la publicación de “época”, en la edición de ayer, con relación a los efectos negativos para Corrientes de la crisis por la que atraviesan los principales mercados a los que exporta sus productos, el operador del puerto de la Capital correntina confirmó que las cargas hacia el exterior se redujeron a la mitad en las últimas semanas.

En un escenario complicado a nivel internacional que afectó notablemente la demanda de los productos locales (principalmente granos, madera y textiles), los mercados a los que destinan fundamentalmente las exportaciones correntinas afrontan la devaluación de su moneda y la contracción del consumo como consecuencia de la crisis.

Tal es el caso de Brasil y Chile en cuanto a América latina, principal destino de los granos y la producción textil de Corrientes y Estados Unidos en cuanto al sector foresto - industrial de la provincia.

Ante esta situación, el titular de la empresa concesionaria de la Terminal Portuaria Corrientes, Juan Manuel Rozas, confirmó que “en las últimas semanas se redujo a la mitad el movimiento de embarques” como consecuencia de las complicaciones de alcance mundial, que afectaron notablemente los niveles de demanda habituales.

“Esta crisis económica nos está afectado y mucho, porque somos un puerto que está comunicado mundialmente y muchos de los contratos han sido suspendidos por tiempo indeterminado”, puntualizó el operador chaqueño que administra el puerto local.

El titular de la empresa Chaco S.A. indicó que como consecuencia de esta situación “se redujo un 50 por ciento de las cargas” y que si bien “los fines de año son de por sí recesivos”, “en este caso se han suspendido los contratos que se estaban negociando y estimamos que esta situación no se va revertir hasta febrero del próximo año”.

Pese a la merma en la actividad, Rozas aclaró que por el momento no analizan la posibilidad de reducir la planta de personal de operación del puerto, que actualmente llega a 22 trabajadores. “Estamos haciendo todos los esfuerzos necesarios para sobrellevar este momento”, garantizó el empresario.

De igual modo, adelantó que resolvieron “suspender el ingreso de contenedores vacíos a la terminal, hasta tanto se solucione esta situación”.

Comentá la nota