Mercados alterados: bonos rinden hasta 63% en dólares, por los plazos fijos pagan 23% y el dólar sigue congelado

Reina la cautela entre ahorristas ante los riesgos que perciben, tanto locales como del exterior. Pero más sobre los primeros. Esta semana se verá nuevamente a bancos ofreciendo tasas de más de 20% para colocaciones a plazo fijo. Es que quieren frenar el drenaje de depósitos gatillado desde el anuncio de la estatización de las AFJP.
La estrategia oficial a cargo de Guillermo Moreno pasa por marcar los cierres en los diferentes mercados. Obliga a empresas no sólo a vender dólares, sino que también repite el modus operandi con las acciones (en este caso, prohibiendo ventas). Respecto de los títulos públicos, desde hoy se espera que el Banco Nación vuelva al centro de la escena comprando bonos pero también acciones. De esta manera, cual si fuera un índice más del INDEC, se marcan los cierres del dólar en casas de cambio,del Merval y de los papeles de la deuda. Pero no se pueden tapar todos los huecos al mismo tiempo. Las tasas de interés se disparan. El crédito, una especie en extinción en la Argentina, es sólo de cortísimo plazo.

Por: Luis Beldi

Mientras una maqueta de mercado cambiario está funcionando con el dólar a $ 3,33, se está gestando un circuito marginal, más caro, para sacar divisas del país. Con un dólar a $ 4,10 hay quienes consiguen enviar sus fondos al exterior. Los que deben traer dólares no los traen y los venden afuera a cambio de pesos en la plaza local.

El gobierno, que sólo focalizasu atención en el precio del dólar, en una plaza que negocia la cuarta parte de lo que movía hace una semana, deja de lado datos que podrían mostrarle lo que está sucediendo en otra parte de Buenos Aires.

Como explicar si no la caída de los depósitos a plazo fijo. Ese dinero va a dólares, a pesar de los rígidos controles sobre personas y empresas que hace el gobierno. Un monto tan reducido de negocios en el mercado de divisas no puede explicar la salida de depósitos del sistema.

Creer que el mercado va a permanecer quieto a merced de los controles y amenazas del gobierno es no conocer a la Argentina, donde los ciudadanos se han convertido en expertos en defenderse de la inseguridad jurídica que genera el gobierno.

La ley de estatización de los fondos de las AFJP puede traer más costos que beneficios en este sentido. Va a ser difícil que el gobierno pueda disponer de ese dinero porque habrá instancias judiciales previas, que incluirán recursos de amparo y pedidos de inconstitucionalidad, que trabarán el acceso aunque el Senado apruebe la ley.

Contra el tiempo

El gobierno disputará, entonces, una carrera contra el tiempo porque la recesión avanza cada día. Las caídas de ventas se ven claramente en shopping y supermercados y han mermado los gastos en esparcimiento. Una muestra de ello es cuanto sucede en restoranes, que el fin de semana vieron cómo caía más de 30% su facturación.

Creer que no va a haber un movimiento de defensa del dinero en este contexto, es una ingenuidad. El mercado hizo vigilia la semana pasada y se quedó congelado, pero en ésta aparecerán mecanismos de triangulación de dinero y las «cuevas» buscarán formas más clandestinas para operar. En casas de cambio el dólar cerró a $ 3,33.

El gobierno se ha encargado de formar un embudo que confluye hacia el dólar. Se repite lo sucedido cuando intervino el INDEC, al extender el certificado de defunción de los títulos públicos. Cuando anunció la estatización del sistema jubilatorio privado, alejó a los ahorristas del plazo fijo. Las acciones sucumbieron con la crisis. Al ahorrista argentino sólo le queda mirar al dólar y por eso la demanda en el mercado minorista, después de los controles, mermó menos que en el mayorista. La tensión que ha instalado esta política de mantener al dólar en $ 3,33 se acrecentará con los días. El mercado siempre encuentra la forma de eludir los controles.

Comentá la nota