Un mercado inmobiliario donde "Tandil es tan caro como Miami".

Osvaldo Terni ratifica la sobrevaluación, aún en crisis: "un departamento llega a los 135.000 dólares". Otros operadores coinciden en el amesetamiento. Esperan un repunte sobre fin de año.
El experimentado martillero local, Osvaldo Terni, afirmó que la sobrevaluación de los precios inmobiliarios en nuestra ciudad, una tendencia que se mantiene pese a la crisis económica, equipara a "Tandil con Miami".

La compra-venta de propiedades costosas continúa estancada, según coinciden los operadores del rubro, y si bien los alquileres flotan en un ritmo constante, gracias a precios virtualmente congelados, los especialistas no dejan de objetar los onerosos montos que exigen los propietarios de las casas mejor ubicadas.

"Tenemos oferta, pero las casas en Tandil no bajaron. Se vende un departamento a precios de Miami. En Tandil conseguís un buen inmueble a 135.000 dólares, y en tierra estadounidense hay por 110.000 dólares, lo digo porque fui y conozco. Siempre allá valieron tres veces más", describió Terni en una llamativa radiografía.

Incluso la ciudad ostenta tarifas "similares a las de Capital Federal. Es un mercado local muy inflado y sobrevualado", sostuvo el martillero sobre la comercialización de bienes raíces en el pago chico.

Terni, desde su local ubicado en Maipú al 600, manifestó que el mercado de la compra-venta "está casi paralizado" porque fracasaron las políticas de crédito impulsadas por el Estado. "No hay acceso al financiamiento para el trabajador, es un problema que arrastran varios gobiernos", analizó. Una casa de dos habitaciones, dentro de las cuatro avenidas, no baja de los 100.000 dólares, puntualizó.

Lo distinguió del campo de los alquileres, donde se mantienen los costos, e incluso las renovaciones de contrato "se hacen prácticamente sin subas: el propietario es consciente en mantener el ingreso".

Varios martilleros de Tandil trazaron un diagnóstico en diálogo con LA VOZ, y ante la inactividad de las grandes operaciones, aguardan que la coyuntura nacional retome un curso favorable sobre fines del corriente año.

ERRASTI

Sara Errasti, cuya inmobiliaria funciona en San Martin al 900, estimó que la compra de un departamento semicéntrico -dos ambientes- ronda actualmente los 80.000 dólares. En la periferia, dependiendo del barrio, puede bajar cerca de un 20 por ciento. "No hay demasiada oferta, vende el que tiene que hacer otra inversión o aquel que se va a mudar, pero no se desprenden del inmueble por el efectivo como ocurría antes", evaluó.

Los alquileres, con valores estancados, si bien cayeron un poco en cantidad por el invierno (los meses fuertes siempre son los del verano), mantienen su curso casi normal. Los contratos generalmente duran 2 años, y por estos días, la renovación se discute con pequeñas subas. "El inquilino, a pesar de la crisis, viene cumpliendo bastante bien con la paga", destacó la martillera. En el centro, un departamento se arrenda a 1.200 pesos (2 dormitorios) y 800 pesos (1 dormitorio).

Sobre las expectativas a futuro, Errasti consideró que "las ventas se van a reactivar, los alquileres no aumentarán porque están muy caros. Pero Tandil es una ciudad donde la crisis llega con más dificultad".

PQEUQ;A INVERSION SI, GRANDE NO

Gabriela Crosetti, de Avellaneda al 900, dijo que los propietarios de inmuebles ajustan los costos a las subas paulatinas del dólar. "Las ventas cayeron, a la gente le cuesta decidir, tampoco está todo totalmente parado. El inversor pequeño sigue estando, pero es cierto que no hay venta de las propiedades más caras". En su inmobiliaria, persiste la oferta de casas importantes, pero cayó la disponibilidad de departamentos más pequeños.

A propósito de los alquileres, Crosetti sostuvo que "marchamos bien, no bajó la actividad en ese rubro, es el mismo de hace dos o tres meses". Por ejemplo, cuantificó sobre la zona céntrica: un dormitorio, 800 pesos, 2 dormitorios, 1.100 pesos, en propiedad horizontal, 1.600 pesos. En Villa Italia, puede alquilarse una casa (2 dorm.) en 1.200 pesos. Son costos que no sufrieron modificaciones desde hace 6 meses, aclaró.

"Creo que serán 2 ó 3 años complicados. La gente va a seguir apostando a la inversión en inmuebles, capitalizarse en Tandil es muy conveniente, pues los precios no van a bajar. Esta ciudad es una especie de isla en materia de actividad económica", consideró la entrevistada.

Recomendar noticia

Comentá la nota