El mercado de cosechadoras cayó 80% respecto de 2008

Las cifras de ventas de fierros importados (que suelen dominar el 80% del mercado) son pasmosas: pudieron colocar apenas 14 cosechadoras y 328 tractores el mes pasado
Para sacar del bolsillo los $ 700.000 que vale en promedio una cosechadora, hace falta no solo tenerlos, sino también, y sobre todo, mucha confianza, tal vez más que para casarse.

En este sentido, la gravísima sequía que soportó el país hasta las lluvias de este mes socavó los ingresos de los productores agropecuarios, mientras la pelea que mantienen desde marzo del año pasado con el Gobierno les minó la tranquilidad y la confianza.

El resultado es que, tras el continuo viento en popa que siguió a la devaluación de 2002 y hasta el año pasado, la venta de maquinaria agrícola entró en 2009 en una convalescencia de la que no logra salir. Al menos esto es lo que muestran los datos disponibles más actualizados, los de la cámara AFAT, que abarca las cifras de ventas de los fabricantes multinacionales de fierros agrícolas: John Deere, Agco Argentina (con las marcas Massey Ferguson, Agco Allis, Valtra y Challenger ) y CNH (New Holland y Case), además de la firma recuperada local Pauny, que no presentó sus números. Normalmente, este grupo de empresas detenta el 80% de los mercados de tractores y cosechadoras en la Argentina.

El mes pasado, en todo el país, se vendieron 14 cosechadoras importadas. Esto es, el 15% de las del año pasado. En cuanto a los tractores, si bien agosto marcó el récord mensual en ventas, con 328 unidades, la cifra representa apenas un tercio de la del mismo mes de 2008.

La penosa cifra prácticamente se reitera si se mira el acumulado de los primeros ocho meses de 2009. Con 1.949 tractores, el mercado representa un tercio de las 5.629 unidades que lo conformaron entre enero y agosto de 2008. Por su parte, las 245 cosechadoras que se vendieron este año equivalen a un 20% de las 1.199 del mismo período del año pasado.

Ausencia

La estrepitosa caída de ventas hizo que las empresas reunidas en AFAT (aunque no sólo ellas) recortaran presupuesto y faltaran en junio pasado a Agroactiva, la feria más importante y específica de maquinaria agrícola del país, que se realiza en Córdoba. Todo un símbolo del estado de situación.

Comentá la nota