El mercado le bajó el pulgar a los cambios

Cayó el Merval, las acciones y los bonos. Tuvo que intervenir el Central para que no suba el dólar.

El día después del recambio ministerial, la autoridad monetaria argentina debió intervenir para evitar que suba el dólar. Pero también se registró una caída en la City porteña del índice Merval, así como en los principales bonos locales y acciones.

Varios especialistas consideran que, como la City porteña siempre compra o vende pensando en futuro, los mercados suelen ser predictores confiables de lo que se espera para los próximos meses en materia económica.

Ayer, el Merval retrocedió 2,80 por ciento, mientras que la cotización del dólar se mantuvo en 3,82 pesos para la venta.

"El dólar estuvo muy demandado, principalmente porque el mercado no hizo una lectura auspiciosa de los cambios en el Gabinete", dijo un operador.

Por eso, el Banco Central tuvo que salir a vender divisas para enfriar la demanda privada, que reforzó sus compras tras los cambios en el gabinete.

Las reservas internacionales del Banco Central, usadas para evitar oscilaciones bruscas en la cotización del dólar, ascendían a 45.968 millones de dólares, según el Banco Central.

Por otro lado, la caída en el mercado accionario local se sustentó en el mal desempeño de los papeles del sector bancario, con retrocesos del 7,4 por ciento del Grupo Galicia y del 6,9 de Macro.

Entre los títulos más demandados durante la jornada se destacó la caída del 11,27 por ciento registrado en el Bono Par en pesos; del 7,59 por ciento en el Discount en pesos; del 4,49 por ciento en el Discount en dólares y del 3,23 por ciento en el Boden 2012.

Los operadores esperan una lenta salida de la recesión y que la situación fiscal continúe en situación crítica, salvo que haya señales contundentes del nuevo ministro de Economía, Amado Boudou.

Entre ellos, que el funcionario haga converger gastos con recursos en el menor tiempo posible, que baje subsidios, que corte la obra pública, que mejore las estadísticas del INDEC y que haga pressing impositivo y tarifario. Todas esas medidas se contraponen con lo que vino pregonando el kirchnerismo durante tanto tiempo.

Desde el costado del financiamiento, Boudou deberá buscar fondos de organismos internacionales, para poder arreglar la deuda con el Club de París y buscar así que se comiencen a abrir los mercados para la Argentina.

Para todos esos cambios, Boudou deberá imponer su estilo en los primeros días, aunque la gran duda de los mercados es si se animará a gestionar en contrario del pensamiento de sus mandantes.

Comentá la nota