Menú: control de precios.

Si Guillermo Moreno se hizo célebre fue gracias a su método para negociar acuerdos de precios. Se sabe: el revólver sobre el escritorio como señal de diálogo. Lo nuestro a la olla, el programa que conduce Choly Berreteaga, es una producción que encierra los valores de El Napia pero con otros modales. La emisión promete hacer realidad las cuestionadas mediciones del intervenido Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).
Choly promete "platos con poca plata". Según se puede leer en la página web de su prograna, las recetas son "fáciles de cocinar y de pagar", y sanas "para comer y para el bolsillo". Devenida en una suerte de Lita de Lázzari del kirchnerismo, Choly ofrece sus versiones actualizadas de las recetas de las abuelas, pero utiliza como ingredientes los productos y las marcas que forman parte de las listas de precios que acuerda Moreno, la pareja de una de sus empleadoras, Marta Cascales, una de las socias de Fonren, la empresa que produce el micro que se emite por Telefe.

Comentá la nota