"Mentiras de Educación"

El trabajo que hizo el Centro Sur del Socialismo bautizó bajo el título "las mentiras de Educación" la realidad que se percibe en ese sector. Los resultados del relevamiento son un cachetazo a lo que dicen la Constitución, las leyes y los pomposos programas que lanza el oficialismo.
"Hay muchos programas, mucho dinero pero: ¿cuántos jóvenes se benefician?", se pregunta el Socialismo.

En las entrevistas y las encuestas realizadas en el Barrio Sur se pudo establecer que ningún joven que abandonó la escuela fue visitado por algún miembro del Estado o vinculado por alguna institución pública para intentar reinsertarlo en el sistema educativo.

Esta situación demuestra "una absoluta incapacidad, indolencia e incompetencia por parte del gobierno", que teniendo un 22% de jóvenes en edad escolar afuera del sistema educativo, y contando con programas para ellos y teniendo mandato constitucional para hacerlo, "nunca ha atendido alguno de los casos registrados de deserción en el barrio".

El Ministerio de Cultura y Educación tendría la obligación de intervenir en la elaboración de un sistema asistencial que asegure el cumplimiento de la educación obligatoria por parte de quienes no posean recursos suficientes.

"Es necesario cambiar la balanza de la pirámide que observamos en este estudio sobre ’nivel de educación’ de los encuestados mayores de 18 años en sus hogares", señala el trabajo. Los resultados, en los que se indica que el 57% de sus habitantes no finalizó el ciclo secundario, muestran la falta de políticas de inserción escolar que permitan la permanencia en el sistema.

Los resultados de las encuestas y entrevistas indicaron que el consumo de bebidas alcohólicas o de drogas no afecta la escolarización, pero extiende los años de estudio.

La mayoría de los chicos encuestados que afirman que consumen drogas está cursando los niveles EGB y Polimodal, siendo un 26% los que han abandonado la escuela. Pero en este contexto la repitencia escolar ocupa un lugar central. Apenas el 28% de los entrevistados no repitió nunca.

Del total de jóvenes encuestados sólo el 35 por ciento no repitió nunca. Entre los que no consumen drogas, el 38 por ciento no repitió nunca y de los que consumen drogas, sólo un 17 por ciento no ha repetido. El consumo de drogas se asocia a altos niveles de repitencia escolar: a mayor prevalencia de consumo de sustancias ilegales, mayor será la cantidad de fracasos escolares. Y por el contrario, la repitencia es menor cuando el estudiante no ha consumido.

Comentá la nota