La mentira policial: efectivos fueron apartados por "disposición de la superioridad".

Tras varias versiones en torno a la polémica remoción de los efectivos policiales que colaboraban con la familia Herrera en la búsqueda de la pequeña Sofía, Actualidad TDF accedió a la notificación que fue entregada al Sargento Primero Moya, quien "por disposición de la superioridad deberá retomar sus actividades habituales en el destino oportunamente asignado".
El jefe de la Unidad Regional Norte, por orden del Jefe de la Policía, había declarado que estos efectivos pidieron ser apartados por "problemas familiares" y por que “no quieren trabajar con Ladereche”. Cabe recordar que esta medida fue una especie de increíble represalia tomada desde la jefatura policial a horas de las críticas vertidas por el abogado de la familia Herrera.

La notificación que fue entregada al Sargento Primero Hugo Abel Moya, el pasado 16 de febrero a las 13.25 en la Unidad Regional Norte, expresa que comparece ante ese despacho el mencionado: “a quien en este acto se le notifica que por disposición de la superioridad deberá retomar sus actividades habituales en el destino oportunamente asignado Destacamento San Pablo dependiente del Comando de Operaciones Policiales Tolhuin entregando el móvil policial entregado a cargo”.

Asimismo la notificación además agrega que “se le hace saber que en caso de tener que dar conocimiento de novedad alguna la misma tendrá que ser canalizada por los canales (sic) institucionales pertinentes”.

La notificación resulta una contundente desmentida a las declaraciones públicas que se brindaron desde la Unidad Regional Norte en relación a problemas personales que el personal policial habría aducido para su traslado, lo cual incluso resulta realmente inverosímil cuando se conoce de cientos de casos de efectivos que han planteado este tipo de inconvenientes ante traslados o movimientos de licencias o cualquier medida laboral, que sin embargo rara vez suelen tener eco en sus superiores con la celeridad que “teóricamente” habría ocurrido en este caso, como seguramente intentarán esgrimir ahora las autoridades policiales.

Comentá la nota