Un mensaje a varias puntas

Por: Ricardo Kirschbaum

Reutemann ha comenzado a diferenciarse con mayor nitidez del kirchnerismo. La decisión de apartarse del bloque oficialista es un paso que puede concluir en su candidatura presidencial si, como las encuestas lo indican hoy, triunfa en Santa Fe.

El apartamiento del bloque del Senado, y su renuncia a la Comisión de Relaciones Exteriores, no significa que Reuteman haya ingresado de manera automática en el polimorfo universo de la oposición. La toma de distancia responde a la necesidad del senador de exhibir independencia ante Kirchner y el Gobierno pero no dinamitar los puentes políticos.

Expresa, también, una advertencia fuerte a los manejos de Olivos respecto de Santa Fe y del complejo mosaico político peronista.

El eje de la estrategia del oficialismo en las elecciones legislativas de octubre es ganar el conurbano bonaerense -la alianza con los intendentes es muy fuerte-, triunfar en las provincias del norte y en otro de los grandes distritos electorales del país, Santa Fe.

La decisión de Reutemann abre interrogantes porque si el resultado es favorable al senador, no necesariamente podrá ser computado en la cuenta del kirchnerismo.

Es cierto, también, que Reutemann precisa moverse con independencia, sin dependencia política de Kirchner, para que su postulación sea considerada seriamente por sectores críticos con la política oficial.

Para el trío Macri, Solá y De Narváez, este hecho es un alerta serio sobre una competencia concreta en su propio terreno. También lo es para Duhalde, quien coincide en todo con el terceto, porque el ex presidente no está seguro que Reutemann será finalmente candidato.

Comentá la nota