Mensaje de unidad de Sobisch hacia el MPN

El ex gobernador encabezó un brindis con simpatizantes y militantes del partido en la emblemática seccional Primera del MPN.

El ex gobernador Jorge Sobisch aseguró que trabaja por la unidad en las filas del Movimiento Popular Neuquino. De esta forma, le contestó a quienes afirmaron que no hay posibilidad de acordar posturas dentro de la fuerza que gobierna la provincia. Esta afirmación la realizó en un acto de fin de año que se llevó a cabo el viernes por la noche en la seccional Primera del MPN de Neuquén capital. Allí, el ex mandatario encabezó un brindis junto a simpatizantes y militantes del partido.

El discurso de Sobisch no tuvo ni por asomo la agresividad que tuvieron los dichos del ex vicegobernador Federico Brollo y el ex diputado provincial Oscar “Cacho” Gutiérrez, quienes cuestionaron duramente la gestión del gobernador Jorge Sapag.

De hecho, Sobisch aconsejó al actual mandatario provincial en su relación con los sindicatos que representan a los trabajadores estatales. Le recomendó que no se deje presionar por los secretarios generales de los gremios y que lo acompañará cuando éstos “vuelvan a presionarlo” en marzo para reclamar aumentos salariales.

En este sentido, criticó la metodología con la que los sindicalistas consiguieron los incrementos salariales en lo que va del año.

Durante el mismo viernes y en el aniversario de Vista Alegre, Sapag también tuvo un mensaje medido hacia su antecesor. “Que le meta para adelante nomás”, expresó ante la posibilidad de que Sobisch sea candidato a presidente del MPN.

Estas declaraciones no tuvieron el mismo tenor que las del diputado emepenista Ariel Sandoval, quien días atrás calificó de “Chirolita” a Gutiérrez, uno de los máximos referentes del sobischismo.

Críticas

En tanto, lo que sí cuestionó Sobisch abiertamente fue la participación de Sapag en el acto que encabezó Néstor Kirchner en la ciudad de La Plata. “Los discursos en la seccional Primera, no en el Teatro Argentino”, dijo, en alusión a que el gobernador neuquino fue el primer orador del cónclave K.

En el transcurso de sus gobiernos y principalmente en el último, Sobisch estuvo enfrentado al gobierno kirchnerista por lo que las relaciones entre Nación y la Provincia de Neuquén estuvieron literalmente cortadas, situación que se modificó totalmente con la llegada de Sapag a la gobernación.

Pereyra: «No hay autoridad moral»

Neuquén> En una solicitada, el secretario general del sindicato del Petróleo y Gas Privado de Río Negro y Neuquén y dirigente del Movimiento Popular Neuquino, Guillermo Pereyra, aseguró que aquellos que critican al gobernador Jorge Sapag por participar del acto de Néstor Kirchner no tienen “autoridad moral” para hacerlo.

Sin nombrarlo, se refirió directamente al ex gobernador Jorge Sobisch.

“Una persona carece de autoridad moral cuando pretende que otro se comporte de una forma en que ella misma no ha sido capaz de hacerlo”, dice Pereyra.

“Entendemos que tiene todo el derecho (Sapag) y hasta la obligación como dirigente, ciudadano y gobernador de la provincia de participar en cuanta oportunidad se le presente para articular acciones con Nación en lo programático y aunar criterios con otros dirigentes. Lamentablemente hay quienes tienden a profundizar las grietas internas de nuestro partido, en vez de contribuir a sellarlas”, expresó.

Además, destacó que hay que “buscar la recuperación de la fuerza perdida como fatal consecuencia de los muchos desaciertos cometidos por ellos mismos”.

“Obsesión por la inútil confrontación con el gobierno nacional, lo que motivó ocho años de ostracismo donde no se construyeron viviendas, escuelas, hospitales, nada. Destrucción sistemática del sistema de salud y la educación. Represión despiadada en vez de diálogo para resolución de conflictos. Sospecha de corrupción como en el caso de Temux, obras faraónicas y trenes que no conducían a ningún lado. Armado de una justicia dependiente que asegurara impunidad y evitar volver a recorrer los pasillos judiciales, tal como se viera en la recordada cámara oculta. Financiación de una improductiva pero onerosa campaña presidencial con fondos de ignorada procedencia. Dejar en una lamentable y paupérrima situación financiera al gobierno provincial”, enumeró Pereyra para referirse a la gestión Sobisch.

Comentá la nota