Mensaje de Luis Leonetti a la Presidenta

El Presidente de la Sociedad Rural de Bolívar expresó la bronca del sector en su discurso, y mandó un mensaje: señora Presidenta, no se haga problema por su posición de mujer, nadie la combate por eso. El problema no es de sexo... es de seso. Los pasajes más importantes del mensaje.
Antes de pronunciar el discurso, soltó una paloma, la cual según sus expresiones es "una paloma que simboliza la paz, la paz que necesitamos los argentinos y que va a desterrar para siempre el odio, la intolerancia, y tantas cosas que tan mal nos hacen."

Primero fue el turno de los agradecimientos. A la propia gente de la renovada comisión directiva de la Sociedar Rural de Bolívar que ha hecho posible cambios en la Rural, a los autoconvocados, y a todos aquellos que de una manera u otra supieron ayudar a la Sociedad Rural. También al respaldo recibido de la gente de Bolívar y de la zona que siempre dice presente en la muestra.

Hizo una síntesis de la evolución de la situación del campo en los últimos años, que de la prosperidad apoyada por los favorables precios internacionales, se pasó a la situación actual, en la que bajo el pretexto de mantener los precios internos, se cerraron definitivamente o se pusieron restricciones infranqueables a las exportaciones de carne, productos lácteos y se establecieron aranceles aduaneros asimilables al robo para el trigo y el maiz, y la soja que por su parte registró la aplicación de retenciones exorbitantes que la ponen al límite de la rentabilidad cero, cuando los rindes no son los esperados.

Habló de gobierno populista y mentiroso que aplica medidas a favor de un sistema prebendario de compra de voluntades y de perversa utilización de la ignorancia y la pobreza.

Se refirió a las consecuencias de las políticas aplicadas en la ganadería que pasa un momento terminal, en el sector lácteo con subsidios que nunca llegan al tambero y del cierre según estadísticas de tres tambos por día en el país (quedarían hoy solo diez mil tambos en Argentina).

También dijo se planteó la perversa dicotomía entre la producción y la distribución de la riqueza, como si fuese cierto que el Estado en manos de gobiernos de esta índole pueda pueda distribuir mejor que el propio productor, comerciante o industrial de nuestros pueblos. Son ellos y siempre lo han sido los verdaderos redistribuidores del ingreso.

Agregó Leonetti: que se puede redistribuir sin producción? O será que la idea es redistribuir a partir de la descapitalización de los sectores productivos. Qué clase de redistribución nos hablan cuando en un país con poco más de cuarenta millones de habitantes, y que está en condiciones de generar alimentos para cuatrocientos millones de habitantes, la mitad de su población es pobre?

Hacia donde fueron a parar los recursos que se fueron de nuestros pueblos y jamás regresaron? Como no sea a bolsillos inescrupulosos, amigos del poder, o a seguir alimentando el monstruo de la prebenda y el engaño.

Esta crisis actual es económica, pero más lo es política. La república está en riesgo, de la mano de esta actitud del gobierno de desconocer el imperio de las instituciones y de la división de poderes.

Calificó de bochornoso el veto de días atrás a la Ley de Emergencia. Una ley que había sido votada unánimemente por las dos cámaras, aunque el Presidente de Diputados adujo que no la había leído... una verdadera vergüenza, tan grande como la protagonizada por el propio Gobernador Scioli a quién le faltan agallas para defender los intereses de los ciudadanos que dice representar (aplausos de la gente)

También se refirió a la Ley de medios audiovisuales, la que según su opinión habría que buscas evitar que silencie las voces del disenso.

También se refirió a la oposición. Dijo está jugando un papel incomprensible. Cuando el pueblo le demostró al goberno en las urnas que quería un cambio y que no aceptaba más algunas líneas de acción, y fundamentalmente el sistema de conducción, fue la oposición incapaz de coincidir en dos o tres puntos centrales de hacerse cargo del triunfo electoral y al contrario, abrieron las banderas que esgrimieron durante las campañas y a cambio vaya uno a saber porqué le ratificaron al Ejecutivo sus facultades extraordinarias.

También hizo mención a la falta de autoridades nacionales y provinciales en la 81ª muestra de la Sociedad Rural. No es casualidad que así sea. No están dadas las condiciones políticas para que eso suceda. El grado de hostilidad es tan grande e incomprensible, los intentos de amedrentamiento tan burdos, que al menos sería una hipocresía haberlos invitado.

Se refirió a la presencia en la tribuna del ex Ministro de Asuntos Agrarios de la Provincia de Buenos Aires, Emilio Monzó (muy aplaudido), quién fue desplazado de su cargo por tener una actitud dialoguista con el sector. Era la única autoridad invitada antes de su desplazamiento, porque reconocíamos en el a una persona que tenía muchas limitaciones de poder pero también el serio intento de encontrar caminos de solución.

Tuvo que irse por la decisión del que opera detrás de los cargos, aunque el propio Jefe de Gabinete de Ministros haya dicho que nadie lo hechó. Habrá sido el Gran Bonete?

También hizo mención a la ausencia del Banco de la Nación Argentina en la muestra, que 48 horas antes avisó que no utilizaba su stand, cuando nunca faltó a la muestra como entidad que debe impulsar los factores de producción nacionales.

Pero a pesar de todo, resaltó el esfuerzo de la entidad, que en las circunstancias adversas descripta presenta una muestra que es orgullo en la Provincia de Buenos Aires, y sin ningún tipo de apoyo oficial.

También se refirió a la inspección de AFIP recibida por el diario Clarín. A los doscientos inspectores nadie los mandó. El Jefe de Gabinete dice que es una payasada hace eso. Desde el propio gobierno dicen que no los mandaron. Echegaray dice que no los mandó. Entonces... seguimos jugando al Gran Bonete.

Mensaje final:

Finalmente, y por si la señora Presidenta llegara a escuchar este mensaje, aunque lo dudo, me gustaría repetir algo que escuché de una productora en Olavarría hace pocos días: señora Presidenta, no se haga problema por su posición de mujer, nadie la combate por eso. El problema no es de sexo... es de seso. (risas y aplausos en la gente)

Ø Seso que hace falta para cambiar el sistema de subsidios por el de incentivos a la producción;

Ø Seso que hace falta para cambiar esta historia que tanto nos perjudica y tanto nos hace retroceder;

Ø Seso para abandonar ideas como la de los avioncitos, no tripulados, que a razón de cuarenta millones cada uno van a pasear por nuestro cielo para sacarnos fotos ... asique pónganse lindos. Y pos supuesto, en vez de hacer estas cosas deberían dejar que los tractores empiecen a hacer su ruido correspondiente;

Ø Seso también decía, para que no sigan desapareciendo productores, y que cierren comercios e industrias en nuestros pueblos;

Ø Seso y corazón argentino, señora Presidenta, el interior del país, en estos pequeños pueblos del interior, es donde se le dá integralidad a la patria, razones para dar y para ponerle el corazón a las cosas.

Reclamamos lo mismo que nuestros gobernantes, porque rechazaremos siempre de ellos que nos dividan, que nos desunan, que nos agravien en nombre de intereses que no son seguramente los que no han sido sentidos como Nación.

Comentá la nota