Mensaje de Bin Laden contra EE.UU.

En un nuevo mensaje al pueblo estadounidense, Osama bin Laden declaró que el presidente Barack Obama es incapaz de finalizar la guerra de Occidente en Afganistán, y simplemente continúa con las fracasadas políticas de George Bush.
En una grabación de audio de once minutos, emitida por sitios web islámicos –mientras la Casa Blanca está considerando un polémico aumento de tropas estadounidenses en Afganistán– el líder de Al Qaida advierte que Washington y sus aliados de la Otan se enfrentan a una guerrilla resistente. "Si terminan la guerra, que así sea" dice la voz en la grabación, sobre una fotografía de Bin Laden. Pero si no lo hacen "todo lo que haremos es continuar la guerra de desgaste contra ustedes en todas las direcciones posibles".

Un discurso de Bin Laden en los días cercanos al aniversario del 11 de septiembre se ha convertido en un evento anual. Pero este mensaje en particular (suponiendo que sea genuino y ningún experto dijo que no lo sea) llega en un momento muy sensible, tanto para el orador como para su audiencia. Al Qaida recibió golpes muy fuertes en sus bastiones en Pakistán. Pero en Afganistán, Washington y sus aliados están teniendo más problemas que nunca para pelear contra una insurgencia que ha visto a un talibán energizado que ganó el control de las franjas en el campo y significa una nueva amenaza para Kandahar, la segunda ciudad más grande de Afganistán.

Al mismo tiempo, la guerra está perdiendo tanto apoyo público como político en Estados Unidos, en medio de crecientes muertes estadounidenses, informes de ataques aéreos de la Otan que mataron a docenas de civiles inocentes, y evidencias de que la reciente elección presidencial del país estuvo plagada de corrupción.

La administración actualmente está consultando con el general Stanley McChrystal, el comandante de las fuerzas en Afganistán, si aumentar la fuerza de tropas estadounidenses sobre el techo de 60.000 ya aprobado para ser desplazado a fin de año. Pero cualquier aumento de tropas será muy problemático.

Sin embargo, el presidente ya está enfrentando serias muestras de discrepancias en sus propias filas. Primero Nancy Pelosi, la presidenta de la Cámara de Representantes, advirtió públicamente que ni el Capitolio ni los votantes comunes están con ánimo de enviar más tropas a la guerra que ya se cobró la vida de 900 estadounidenses –51 de ellas en agosto solamente–. Luego el senador Carl Levin, el presidente del poderoso Comité de Servicios Armados del Senado, declaró que no se enviarían más tropas hasta que hubiera "un aumento en el número de las fuerzas de seguridad afganas".

Comentá la nota