Mensaje a los gobernadores K: Schiaretti le ganó la pulseada a la Casa Rosada

Consiguió que la Nación se comprometa a cancelar todas sus deudas con Córdoba, a cambio de no emitir bonos y suspender por un año el juicio que había iniciado ante la Corte Suprema. El convenio llegó cuando otras provincias esperan con ansias los recursos nacionales, y pese a la tardanza, no amenazan con lanzar moneda propia. El caso emblemático es Buenos Aires, que aguarda 700 millones de pesos para poder pagar sueldos y aguinaldos.
La presión del Gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, dio resultado: tras reclamar ante la Corte Suprema e iniciar los trámites para emitir bonos, hoy logró que la Nación se comprometa a saldar sus deudas con la provincia antes de fin de año, y acuerde un nuevo esquema de financiamiento para 2010.

El compromiso fue rubricado en un convenio por el ministro de Economía, Amado Boudou, quien así le puso un impasse a una pelea que había llevado al gobernador a pedir presupuestos para emitir cuasimonedas. De haber sucedido, habría alterado las relaciones que el Gobierno intenta recobrar con los organismos internacionales de crédito.

La pulseada ganada por el cordobés fue casi una lección para el resto de los gobernadores que, a diferencia de él, aceptaron sin quejas los incumplimientos de Nación, y desistieron de emitir bonos.

El caso más emblemático es del Daniel Scioli, a quien todavía espera 700 millones de pesos del Programa de Asistencia Financiera, y esa deuda le impide garantizar el pago de aguinaldos y jubilaciones.

En el convenio firmado con Córdoba, la Nación se comprometió a dejar las cuentas claras. En el primero punto, garantizó girar antes de fin de año los 370 millones de pesos que adeuda por el PAF y por el financiamiento del déficit de la Caja de Jubilaciones, ambas de este año.

La Provincia había reclamado esta última deuda ante la Corte Suprema de Justicia, y no se comprometió a desistir de esa denuncia, sino sólo a suspender el juicio por un año.

El Gobierno aseguró además la renovación del convenio de financiación del déficit en los fondos previsionales por 2010 y 2011, con la garantía de que en enero le girará 350 millones, y el resto en 23 cuotas mensuales de 56,7 millones.

La Nación también se comprometió a suscribir un nuevo acuerdo por el PAF antes del 31 de marzo próximo, en el que refinanciará el 70 por ciento de la deuda de ese año, sumados capital más intereses.

Comentá la nota