Con menos del 20% de los votos, el meonismo logró cinco concejales

Sin llegar al segundo piso de votos necesarios, la lista meonista logró lo que antes de las elecciones parecía impensado: conseguir cinco de las nueve bancas que había en juego en las elecciones legislativas de junio. Ayer la Junta Electoral finalizó el recuento definitivo de votos, y confirmó lo que ya era un secreto a voces.
Un rato antes de las dos de la tarde se terminaban de recontar las 13 mesas solicitadas por el Justicialismo, y el resultado que había trascendido el lunes por la noche no fue modificado. Así, Consenso Federal (ConFe), el partido cobista del intendente Mario Meoni lograba con sólo el 18,9 % de los votos obtener cinco nuevas bancas en el Concejo Deliberante a partir de diciembre.

El apoderado de la lista, Vicente Griselli, señaló a La Verdad que "en la audiencia del lunes se había pedido la apertura de algunas urnas, y hoy (por ayer), se terminó de confirmar lo que los recuentos nuestros nos daban".

Además dijo que "los números finales están, ahora el juzgado los cargó en su intranet y dentro de unos días los publican en la web oficial".

Griselli agregó que "más allá del pedido de la apertura de urnas, estábamos tranquilos, porque los certificados nuestros coincidían con el resto de los partidos".

Las cuatro bancas restantes quedaron divididas en partes iguales para el Acuerdo Cívico y Social y Progreso Social (MID).

De esta manera los nuevos ediles serían: Pablo Petraglia (renueva mandato), Luciano Polo, Rosita Elías, Javier Siñeriz y Claudio Martínez por ConFe; José María Banfi y Cecilia Avila por el Acuerdo Cívico y Ricardo Petraglia y Rodolfo Pedernera serán los nuevos representantes del desarrollismo de la mano de Progreso Social.

Petraglia: "Se confirmó lo

que dijimos el 28 a la noche"

Conforme con lo conseguido, el presidente del Concejo Deliberante y cabeza de lista de ConFe, Pablo Petraglia, sostuvo que "se confirmó lo que dijimos ni bien terminaron las elecciones, cuando hicimos nuestro recuento provisorio".

El edil meonista comentó que se está conforme con los cinco concejales logrados y consideró que "era uno de los objetivos que nos permitirá tener un mayor apoyo en el concejo".

A pesar de no lograr la mayoría (eso todavía lo mantiene la oposición), Petraglia explicó que "no es cuestión de conseguir la mayoría, que no sirve si no se tiene una propuesta sostenida y sostenible".

En ese sentido manifestó que este apoyo de la gente será fundamental para conseguir los "consensos necesarios para lograr lo que no se pudo por las mezquindades políticas que hubo".

Y agregó a modo de ejemplo: "Junín fue la única ciudad que no tomó el endeudamiento. Eso demuestra que fue por cuestiones políticas, porque en los otros distritos no se puso ningún reparo. Acá primaron otros intereses antes que los del vecino".

Martínez: "Es una

gran responsabilidad"

Junto a Javier Siñeriz fueron los últimos a los que se les confirmó el lugar dentro del Concejo Deliberante. Eran esas bancas las que se disputaban con el Justicialismo que debía alcanzar el piso establecido para lograrlos. Por eso Claudio Martínez ayer todavía no salía de su sorpresa.

No por ser escéptico, ya que desde el meonismo estaban seguros de conseguir los cinco ediles, sino por lo largo que se volvió todo.

"Es una gran responsabilidad representar a los que confiaron en nosotros, y acompañaron la gestión de Mario Meoni", remarcó Martínez.

"Voy a afrontar este nuevo desafío como la mayoría de las responsabilidades de mi vida, tratando de poner en práctica el conocimiento y el potencial que pueda tener cada uno para explotar", aseguró.

Los números de Meoni

Según los números brindados por Javier Gabrielli, jefe de Prensa del municipio, el piso para conseguir una banca en las últimas elecciones fue de 5.497 votos, ya que la cantidad de sufragios positivos fue de 49.475 que se dividió por 9 (cantidad de bancas a elegir).

Por ello, Consenso Federal que obtuvo 9.348 (18,9%), logró cinco de las nueve concejales en juego. Ya que ni el Partido Justicialista, con 5.408 (10,95%), ni Unión Celeste y Blanco, con 5.332 (10,79%), alcanzaron el piso necesario para llegar a una banca.

La Coalición Cívica con 6.772 (13,7%), se convirtió en la segunda fuerza en estas elecciones y logró dos ediles, que se sumarán a Magdalena Ricchini en el Salón Rojo.

El MID, con boleta de Progreso Social, ratificó las buenas elecciones que venía obteniendo en los últimos años, y se colocó en el tercer lugar con 6.096 (12,3%).

En cuanto a los consejeros escolares, el ConFe logró los 3 lugares en disputa, ya que el piso para esa elección se colocó en los 8.245 votos. El meonismo fue la única fuerza que superó esa cifra, por lo tanto tendrá mayoría dentro del recinto.

RECUADROOOOOOOO

Por primera vez desde 1983,

el peronismo no logra un lugar

en el Concejo Deliberarte

Este puede quedar como un dato más dentro de una elección que se caracterizó por las innumerables colectoras, los seudopartidos y que en Junín hubo más listas que en muchas ciudades del conurbano. Pero el peso histórico de este dato es muy relevante: el Partido Justicialista, por primera vez, no logró colocar a ninguno de sus candidatos en el nuevo mapa del Concejo Deliberante.

Desde 1983, año en el que se recuperó la democracia, el peronismo y sus innumerables variantes siempre fueron la segunda fuerza en la ciudad (con la salvedad del 2007, cuando el MID logró ese puesto) y le peleó palmo a palmo la ciudad con la UCR, primero de Abel Miguel y después del ahora cobista, Mario Meoni.

El dato, de por sí significativo, se expande al ritmo de una explosión al ver la cantidad de candidatos que en esta elección decían representar el espíritu de Perón.

Primero, la lista oficial que representó al Consejo del Partido Justicialista, encabezada por Alberto Rocchetti. La otra que también fue con el sello del Frente para la Victoria estuvo encabezada por Orlando Cerrito, de la mano de Nazareno Diotti.

A estas dos nóminas "oficiales" hay que sumar una tercera con la figura del director de Derechos Humanos del municipio, Oscar Farías, de reconocida militancia social desde el Movimiento Evita.

Y por último la pata del peronismo disidente en la ciudad, que acompañó a Unión-Pro con las figuras de los ediles Andrés Rosa y Gabriela Troilo.

Muchos candidatos para muchas listas, que en definitiva buscaron representar un mismo ideal político. Pero, como pasó en otras oportunidades en la ciudad, primaron las ambiciones personales por encima de las partidarias.

La diferencia es que en esta ocasión, la dispersión de votos fue tal que no alcanzó para que haya un nuevo concejal peronista.

Comentá la nota