Al menos el 10% de los muertos por Gripe A son profesionales de la salud

Al menos el 10% de los muertos por Gripe A son profesionales de la salud
Cien trabajadores del Posadas contrajeron el virus, hay un médico fallecido en Mar del Plata y al menos diez en grave estado en el país. La Argentina pasó a ser el segundo estado en mortalidad, después de EE.UU.
La batalla contra la gripe A es desigual. Médicos, enfermeros y auxiliares combaten en la primera línea de los hospitales para asistir a los enfermos de todo el país. Y el combate deja bajas. Desde el inicio de la pandemia al menos diez trabajadores de la salud fallecieron como consecuencia de la enfermedad, miles presentaron síntomas y medio centenar se encuentra en estado crítico. "Estamos librando una guerra con soldados pero sin generales", aseguró Jorge Yabkowski, presidente de la Federación de Profesionales de la Salud de la República Argentina (Fesprosa). "Al no haber una normativa clara para combatir la pandemia, se produjo una anarquía que provocó un enorme desgaste en los trabajadores", agregó el dirigente.

En un documento que presentarán esta tarde al ministro de Salud, Juan Manzur, organizaciones que nuclean al personal de enfermería denuncian que "al menos 100 enfermeros del Hospital Alejandro Posadas contrajeron gripe A H1N1 y unos 50 casos presentan complicaciones como insuficiencia respiratoria y neumonía", luego de haberse contagiado influenza en el lugar de trabajo. "Se deben tomar medidas urgentes para evitar una mayor morbi-mortalidad entre los trabajadores de la salud", destaca el informe, que se centra en las condiciones de indefensión y maltrato que viven quienes a diario atienden "desde la trinchera" a pacientes infectados.

"Estamos cada vez más expuestos: como no hay personal suficiente, aumenta el riesgo de exposición y encima no nos dan los elementos de bioseguridad como corresponde", afirmó Sandro Ortega, enfermero y miembro de la Agrupación de Enfermería 21 de Noviembre.

Uno de los centros de salud más afectados por la pandemia es el hospital Posadas. "Hubo tres casos de médicos confirmados, uno de ellos con complicaciones serias, además la jefa de enfermería de unidad coronaria está internada en grave estado", relató Luis Canievsky, presidente de la Asociación de Profesionales del hospital. "Las áreas de aislamiento están desbordadas y los pacientes con gripe A están internándose en las salas comunes, lo que provoca un mayor riesgo de contagio para los profesionales", completó.

"Estamos registrando un promedio de tres trabajadores de la salud por día con diagnóstico de gripe A", confirmó Luis Lichtensztein, a cargo del departamento de Medicina Laboral del establecimiento.

"Nuestras compañeras estaban atendiendo pacientes con la enfermedad, contrajeron el virus y en 48 horas se murieron", relató Juan José Mijana, enfermero de terapia intensiva del Posadas. "La ropa que usamos la lavamos en nuestras casas, por ende si el virus está en los ambos, nos los llevamos con nosotros, no tenemos ni siquiera un ámbito para bañarnos y cambiarnos en el hospital", añadió el enfermero.

Para completar el panorama, en la zona oeste del conurbano, otras dos enfermeras del hospital Güemes de Haedo y un técnico radiólogo fueron atendidos por gripe A. "Una de las mujeres se encuentra internada en grave estado", confirmó una fuente del instituto.

Otra problemática derivada de la crisis sanitaria es la cantidad de trabajadores que faltan por encontrarse enfermos. "En la provincia de Buenos Aires se registra aproximadamente un 40% de ausentismo por causa de la gripe A", aseguró María José Castesana, responsable del área de Salud de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) del distrito.

LOS MÉDICOS TAMBIÉN. "Un colega de Mar del Plata falleció el pasado 2 de julio con diagnóstico de gripe A", relató el doctor Federico Paolino, dirigente de la Asociación de Médicos de la República Argentina (AMRA). El dirigente agregó que "el jefe de guardia de los miércoles del hospital de Mar del Plata y una infectóloga –ambos marplatenses– también estuvieron enfermos pero ya se recuperaron, al igual que varios médicos de Capital Federal, Florencio Varela, San Francisco Solano, Avellaneda y San Martín". Paulino expresó su preocupación "porque se genera un desgaste por sobresaturación de trabajo que genera un ausentismo del 30%".

En los hospitales porteños la situación también es crítica. "Los que se están bancando la crisis son los residentes de primer año de clínica médica que trabajan 14 horas por día. No cobran y no tienen ningún tipo de cobertura y encima se enferman por ser integrantes de uno de los grupos más susceptibles", informó Pablo Kohan, integrante de la Asociación de Profesionales en Formación y médico residente del hospital Borda. "Nosotros tenemos unos 80 trabajadores que se infectaron con el virus y tuvimos una compañera internada grave, pero se está recuperando", describió Gustavo Lerer, enfermero del hospital Garrahan y delegado de ATE.

LA ARGENTINA, SEGUNDA EN EL RANKING MUNDIAL DE MUERTES. Con la notificación de 137 víctimas fatales, la Argentina ya superó a México en la cantidad de muertos por gripe A y se colocó segunda en el ranking de mortalidad, que encabeza los Estados Unidos con 211 decesos.

Según un nuevo parte difundido ayer, el Instituto Malbrán confirmó 3.056 casos de gripe A en el país, de los cuales 137 son de personas fallecidas. Los fallecidos por la enfermedad suman 69 en la provincia de Buenos Aires, 42 en Santa Fe, 11 en la ciudad de Buenos Aires, 3 en Misiones, 2 en Santa Cruz, Córdoba, San Juan y Chubut, 1 en Neuquén, Entre Ríos y Río Negro y otro en el área metropolitana sin especificar jurisdicción.

A poco más de un mes de que la Organización Mundial de la Salud elevara el nivel de alerta a la fase 6 de pandemia, 133 países confirmaron 114.008 casos de influenza A, con 609 fallecidos. Chile tiene 9.549 casos de gripe A, seguido por la Argentina, con 3.056 contagios, y por Perú, con 1.753.

En total la región tiene 186 muertes, que ocurrieron en la Argentina (137), Chile (27), Uruguay (12), Perú (5), Paraguay (3) y Brasil (2).

La cartera sanitaria informó, además, que desde el 16 de junio en el área metropolitana se modificó la situación epidemiológica, pasándose de la fase de contención a la de mitigación.

"El diagnóstico virológico tiene por objeto la vigilancia epidemiológica y no la decisión terapéutica. De esta manera, no es correcto el cálculo de tasas a partir de los datos informados", asegura el informe.

Por su parte el ministro de Salud bonaerense, Claudio Zin, negó diferencias con el titular de la cartera sanitaria nacional, Juan Manzur. Zin consideró en rueda de prensa que "no hay discrepancias" con Manzur sobre el combate de la epidemia y subrayó que "son lecturas de observación".

Zin indicó que la provincia "se halla en una meseta epidémica", aunque consideró que la situación de la epidemia debe verse "día a día".

Comentá la nota