En menos de 48 horas, bomberos debieron sofocar 17 incendios en Sáenz Peña y Plaza

En menos de 48 horas, durante el último fin de semana, efectivos de la Unidad Especial de Bomberos de Sáenz Peña y Presidencia de la Plaza intervinieron en 17 siniestros en la zona rural y urbana.
Con escaso número de efectivos y camiones hidrantes insuficientes, personal policial debió socorrer a los reiterados pedidos de colaboración que, con el ascenso de la temperatura y las intensas ráfagas de viento, se fueron incrementando.

Desde la delegación local, informaron que durante los días sábado y domingo, personal de la Unidad Especial de Bomberos intervino en 9 incendios en la zona rural y urbana. Con 19 efectivos y 4 dotaciones, los bomberos lograron sofocar los siniestros propagados por el intenso viento norte que azotó al interior chaqueño durante las últimas horas de ayer.

En la localidad de Presidencia de la Plaza, la situación fue similar. Porque la delegación de bomberos debió socorrer 8 denuncias telefónicas que alertaron sobre focos de incendio a la vera de la Ruta Nacional 16 y zonas rurales aledañas, mediante la disposición de 2 dotaciones de bomberos.

La escasez de precipitaciones y la extensa sequía que azota al interior de la provincia actúan como principales actores de una drástica escena que preocupa a diversos sectores de la sociedad. Por ello, desde la Unidad Especial de Bomberos de Sáenz Peña indicaron que la quema intencional de pastizales o las colillas de cigarrillo que son arrojadas por los automovilistas, ocasionan incendios que con el pasar de las horas- se convierten en quemas incontrolables.

Mirada sobre los aserraderos

SÁENZ PEÑA (Agencia) - Con el objetivo de mantener limpio el local y ante la incomodidad que resulta trasladar la sobra de la madera que se utiliza en los aserraderos, algunos empleados deciden quemar el aserrín restante. Esta acción promueve que, a partir de las fuertes ráfagas de viento y las altas temperaturas, los pequeños focos de incendio se conviertan en siniestros indomables.

Por ello, desde distintos sectores reiteraron el pedido de colaboración para que los incendios sean prevenidos y solicitaron a los empresarios de aserraderos que eviten quemar pastizales o sobras de madera.

Además enfatizaron la responsabilidad de los transeúntes que arrojan colillas de cigarrillos a la vera del camino y que con la ayuda de los fuertes vientos, provocan grandes focos de incendio.

Preocupación de los productores

SÁENZ PEÑA (Agencia) - Los perjuicios de la extensa sequía la peor de los últimos 70 años en el Chaco- se acentuaron con las heladas matinales y ampliaron la agonía de los productores ganaderos, que ahora deben soportar la quemazón de extensas hectáreas de monte.

"Esta situación es cada vez más difícil", aseguró Mario Fogar, presidente de la Sociedad Rural de Sáenz Peña y sostuvo que "hay productores que deben recorrer entre 6 o 7 kilómetros para conseguir algunos litros de agua".

Relató la preocupación de los colonos que ahora deben soportar grandes incendios que desbastan a su paso las coberturas y el poco pastizal que persiste. Aseguró que "los focos de incendio son una preocupación latente, no sólo por las pérdidas que ocasiona, sino por las personas que habitan la zona rural".

Desde la Sociedad Rural de Sáenz Peña solicitaron "prudencia" a la hora de encender fogatas o arrojar colillas de cigarrillo, que luego de algunos minutos, pueden convertirse en siniestros incontrolables.

"Los productores están muy mal y están observando que están por perder todo", aseguró Fogar y reflejó que los productores ganaderos de la zona están rematando su ganado a precios irascibles.

Mario Fogar aseveró que "la situación se a va a mejorar cuando llueva, porque si tenemos que esperar algún gesto del Gobierno Nacional, nos vamos a quedar con las manos vacías".

Comentá la nota