Con menos granos y mejores precios, la soja se negocia cuerpo a cuerpo

Si bien la falta de granos por la sequía que afectó al campo funciona como elemento atenuante del gran interés por guardar mercadería que hoy experimenta el productor agropecuario, la venta de la cosecha se realiza a un ritmo tranquilo para esta época del año, salvo en aquellos casos en que los productores deben liquidar sus stocks para cumplir con compromisos urgentes, especialmente ligados a deudas bancarias o con proveedores de insumos.
Frente a ese escenario, el gobierno sigue armando estrategias para que los hombres de campo se deshagan de la producción que mantienen reservadas en silos. Es el caso de las trabas a la importación de soja de Paraguay.

En plena cosecha sojera, la pulseada entre el campo y el gobierno se juega en los mercados. Con la estrategia del productor de guardar " hasta que aclare", los chacareros se sentaron sobre su producción Según datos de la Bolsa de Comercio de Rosario, aún permanecen en los silobolsas unos 5 millones de toneladas, en tanto que el gobierno estima que quedan guardadas unas 9 millones de toneladas.

Pero de una campaña a otra, el escenario mutó, pese a que aún persiste la disputa entre el gobierno de Cristina de Kirchner y el sector agropecuario. Según señalan los analistas, los precios no dejan de ser tentadores (pese a que son más bajos que el ciclo anterior, la oleaginosa superó la semana pasada los 900 pesos). Pero lo que también cambió es que lo que perfilaba como una cosecha récord, la sequía le jugó una mala pasada, bajando los pronósticos de 50 millones a los austeros 39 millones de toneladas.

Daniel Peloni, presidente de la Asociación de Poscosecha de Granos (Aposgran) estimó que la venta de silobolsas caerá alrededor del 50 por ciento en esta campaña, por la falta de granos aunque el mayor interés sea guardar.

"El año pasado se guardaron 30 millones de toneladas, una parte en celdas australianas y gran parte, alrededor del 70 por ciento, en silobolsa", indicó Peloni.

Para el presidente de Aposgran hay dos cuestiones que van a afectar la comercialización de bolsas para ensilar. Una tiene que ver con la modificación del sistema de carta de porte. Otro factor se relaciona al hecho de que va a haber alrededor de 30 millones de toneladas menos por la sequía y por la menor tecnología utilizada.

El analista Fernando Botta, de la consultora Agrobrokers opinó que a 900 pesos hubo de niveles de ventas interesantes, aunque la comercialización de la soja viene tranquila. "No hay un boom de venta, excepto por parte deel que tiene alguna urgencia", consideró.

Escenarios. También señaló que hay mucha soja guardada en silobolsa, y mucha mercadería comprometida con precio a fijar. Pero el factor fundamental es que no hay mucha mercadería que quede en los campos.

"Los precios no son malos, recuperaron algo con el valor del dólar, aunque estén lejos de los precios de dos meses atrás", apreció Botta y agregó: "Hay mucha expectativa con respecto a qué va a pasar, sobre todo con la soja tardía y ver cómo se transitó el último tramo de la sequía. Por otra parte, dependiendo de qué se haga con el trigo, va a variar el porcentaje de retención ya que quienes se decidan por el cereal de invierno deberían vender para pagar los insumos".

Con respecto a la decisión del gobierno de eliminar la reducción fiscal que favorecía a la soja importada de modo temporal para su procesamiento y exportación, para privilegiar el uso de granos locales en la elaboración de harina y aceite, los analistas indicaron que la mayor presión la va a tener el exportador, ya que va a faltar un oferente como Paraguay, que comercializa 2 a 3 millones de toneladas de soja . Pero relativizaron las expectativas que se generan en el mercado respecto de la posibilidad de que aumente el precio pagado al productor local.

Comentá la nota