Menos en escuelas afectadas, las clases en Tartagal comienzan el lunes.

Las escuelas que se encuentren en condiciones de albergar a sus alumnos en Tartagal iniciarán las clases el 2 de marzo, sean del nivel que sean. Así pudo confirmar ayer Nuevo Diario con la directora general de Nivel Primario, María del Carmen Zambrano, quien estaba en esa localidad realizando el relevamiento de los establecimientos primarios.
Por ahora, solo en cuatro de 16 escuelas primarias tartagalenses no se iniciarán las clases el lunes. Y es que los establecimientos inhabilitados o son centros de evacuados, o no están en condiciones por la afectación que les produjo el alud del 9 de febrero pasado. Este último es el caso de la escuela Armada Argentina donde entró el barro, se taparon las cloacas y no hay agua.

El jueves pasado docentes se enteraron de esta decisión por una circular. Frente a ello se reunieron el sábado y firmaron un acta en la cual solicitaban que no se inicien las clases hasta que la situación de Tartagal esté superada. Con esto, se solicitó que se cumpla el compromiso asumido por la secretaria de Gestión Educativa, Adriana López Figueroa, quien había dicho el miércoles a delegados de el Asamblea Provincial Docente que en Tartagal se iban a retrasar los exámenes y las clases.

Ello se había dispuesto así dado que los delegados describieron la situación en la que se encontraban algunos docentes afectados por el alud. Pero la decisión en contrario se tomó luego de que el intendente Sergio Leavy solicitara que el ciclo lectivo comience el 2 de marzo.

Al ser consultada, Zambrano indicó a Nuevo Diario que se evaluarán las situaciones particulares de cada educador para de allí ver como se resuelven las situaciones `especiales`. "Creemos que es necesario que las escuelas estén presentes en esta etapa de reconstrucción social", dijo al justificar la decisión del gobierno provincial.

La necesidad de no iniciar las clases no solo venía de estos docentes, sino del vicegobernador Andrés Zottos quien ayer en FM Pacífico dijo que no se pueden iniciar las clases porque "no solamente tenemos dengue (sino que), no está limpia la ciudad, pueden haber otros focos infecciosos y por sobre todas las cosas se necesita hacer un trabajo urgente de limpieza de la ciudad".

Sin refacciones

Entre los argumentos agregados por los docentes para no iniciar las clases se encuentra que ninguno de los establecimientos públicos está refaccionado. El acondicionamiento de los establecimientos está enmarcado en el Plan lanzado por el gobierno en enero pasado. El dinero de las refacciones mínimas se envía a los municipios para de allí hacer los trabajos necesarios. Pero en Tartagal estas obras no se iniciaron, y el tiempo es poco.

Frente a esta coyuntura, Zambrano informó que se dará el dinero destinado a cada escuela a los directores para que sean ellos quienes decidan sobre los trabajos.

Comentá la nota