Menos coparticipación y menos PAF Un complicado marco para el Gobierno

Un cuadro bastante difícil se presenta para el Gobierno Provincial que abogando por la previsibilidad financiera, enfrenta ahora la reducción de los ingresos coparticipables, la firma de un PAF 2009 no acorde a la cifra pautada en el Presupuesto aprobado por la Legislatura, y encima, el reclamo del Frente de Gremios Estatales de mejora salarial.
Por esa razón, el ministro de Hacienda apeló a la reflexión de la dirigencia de los gremios estatales para comprender que la propuesta efectuada en la mesa de las negociaciones, es la única posible si se pretende que regularmente los más de 30 mil empleados públicos puedan seguir mes a mes sus haberes.

Desde el mes de noviembre del 2008 que se advierte una merma en los ingresos de la masa coparticipable a la provincia a lo cual se suma que Nación estaría accediendo a firmar el PAF sólo por el 70 % de los 355 millones autorizado en el Presupuesto 2009. Además, si bien se observa un crecimiento en la recaudación provincial, éste apenas representa un 10 % de la masa salarial. Datos de la realidad, en una provincia que necesita revertir su perfil económico, apuntando principalmente al sector productivo como generador de genuina fuentes de trabajo.

Lembo, quien aclaró que no se tomó minivacaciones sino que estuvo trabajando en las negociaciones por el Programa de Asistencia Financiera 2009, adelantó que “es factible avanzar en el PAF, que es un préstamo -subrayó-, no es un recurso que regala la Nación. En los últimos años, los programa de financiamiento se estaban cerrando en los meses de marzo o abril y las posibilidades financieras de la provincia podía soportar hasta esos meses atendiendo las obligaciones del Estado. Pero, se aceleró las discusiones con Nación porque ya no tenemos esa posibilidad de esperar hasta marzo o abril”.

“Financieramente y económicamente la provincia está en el límite de sus posibilidades y en consecuencia, ya a partir de enero hace falta un desembolso de Nación. Por eso estábamos conjuntamente con el resto de los funcionarios trabajando en el PAF”, agregó.

Siguió diciendo que desde hace dos años, se informó a Economía de la Nación “las dificultades que atraviesa la provincia. No sólo los recursos vienen creciendo menos que los gastos, sino que como se viene pidiendo permanentemente asistencia financiera, cada vez la devolución de préstamos son mayores. Esto incide en la disponibilidad que pueda tener el gobierno de los recursos que se reciben de Nación”.

A raíz de esta situación, la postura del Gobierno ante los pedidos del Frente de Gremios Estatales “no es caprichosa respecto al reclamo salarial y decir que existe posibilidad cierta de hacer frente a los reclamos, sería totalmente alejado de la realidad. Se actúa con seriedad y responsabilidad porque verdaderamente no existe posibilidad de afrontar mayores erogaciones. Esto es real, es un hecho concreto”.

Agregó que externamente hay también dificultades debido a la crisis mundial que “tienen un impacto directo sobre los recursos que percibe el Gobierno Nacional como las provincias”, lo cual se vino notando claramente “desde el mes de noviembre del año pasado, donde los recursos (coparticipables) han caído de una manera considerable. Entonces se hace necesario contar con este financiamiento (PAF) al igual que otras provincias”.

EL PAF, DURANTE ENERO

Por ello, indico Lembo “se estaría cerrando durante el mes de enero los convenios para poder contar con estos desembolsos que son necesarios para hacer frente a las obligaciones”. Señaló que estos datos “los gremios lo conocen, porque en todas las reuniones que vinimos manteniendo personalmente se les informé con datos remitido por el Gobierno Nacional”.

De allí que sostuviera, “apelo a la conciencia de los gremios, porque esto no se trata de Gobierno contra los gremios, sino de una relación Gobierno-gremios pensando en los empleados públicos. No podemos perder de vista que el objetivo es cómo mejoramos la situación del empleado público”, y por ello es que “dentro de las posibilidades financieras del gobierno se ha formulado la oferta (100 pesos en enero y otros 100 en febrero), sin poner en riesgo lo que se ha logrado, y no se trata de adoptar decisiones erradas”.

Volviendo al tema del PAF 2009, el ministro Lembo reveló que la Nación “no financia el 100 % de la deuda” pasando a explicar que “si nosotros tuviéramos que pagar en concepto de capital, porque los intereses los paga la Provincia, normalmente viene siendo un 70 % (del PAF) lo que financia la Nación, y este año, tampoco va a cambiar”.

“Ahora, como no vamos a poder afrontar nosotros (la diferencia del PAF) con recursos que no lo tenemos, y sin dudas que vamos a tener que ir avanzando durante el curso del año en la concreción del 100% de lo que está autorizado en el Presupuesto, porque la provincia no tendrá la posibilidad de generar un superávit suficiente para cubrir la diferencia”, manifestó.

“EL MAXIMO DE LOS ESFUERZOS”

Sumando, menos coparticipación, más un menor PAF, se presenta un año difícil, ante lo cual el ministro expresó “es importante hacer notar que el Gobierno Provincial hizo lo máximo de los esfuerzos para destinar la mayor cantidad de masa de recursos al tema salarial. Desde el 2007 viene haciendo una recomposición salarial acorde a sus posibilidades”.

Remarcó que el Gobierno “debe satisfacer muchas necesidades. Hay muchas personas que dependen el Estado, pero pensar que el Estado se autofinancia es un error, porque el dinero del Estado viene de impuestos y los impuestos provienen de la actividad privada. Entonces es necesario entender que debe generarse un círculo virtuoso, seguramente llevará muchos años, pero tiene que comenzar en la decisión de ir progresivamente volcando de recursos a la actividad privada, generando programas para la radicación de Pymes, no digamos megaempresas, que son las que motorizan la economía local”.

“Todos, inclusive los empleados públicos, debemos entender que tiene que priorizarse ese debate, porque va llegar un momento que los recursos no nos va alcanzar. Por eso los recursos provinciales solo llegan al 10 % de la masa salarial, cuando en otras provincias alcanzan el 80 o 70 %. El gobierno toma decisiones en función de los recursos conque cuenta, porque es hasta dónde puede gastar”, finalizó.

Comentá la nota