Con menos agua, las Cataratas del Iguazú presentan un atractivo diferente.

El caudal del río Iguazú bajó de manera considerable debido a la sequía que sufre la región, dejando a las Cataratas con una nueva imagen turística.
En este sentido, el presidente del Ente Municipal de Turismo (EMTURI), Jorge Flores, dijo que "Iguazú muestra sus Cataratas de forma diferente y esto es lo que estamos promocionando en este momento, porque y a pesar de la poca agua, Cataratas del Iguazú tiene sus atractivos, incluso de la forma que la podemos ver hoy, no solamente por Cataratas sino por su entorno, por lo natural, por lo verde", La escasa cantidad de agua en el Parque Nacional Iguazú obligó a algunas empresas turísticas a suspender sus paseos náuticos por el caudal, pero pese a la pronunciada bajante del río, se pueden destacar algunos beneficios para los turistas. Desde el balcón de la Garganta del Diablo -el mayor de los saltos- se puede observar el fondo del cañón del Iguazú, hacia donde se lanzan en picada las aves. También el río dejó al descubierto una playa de fina arena sobre la isla San Martín, adonde se puede llegar sin abonar ningún costo extra.

Comentá la nota