Menores en la noche La mayoría de los pilarenses acepta la tolerancia cero

Lo reveló una encuesta realizada por la página web de El Diario. El 70% de los encuestados se manifestó de acuerdo con la medida. El jueves se aprobó la ordenanza.

La decisión del gobierno de Humberto Zúccaro de aplicar un régimen de tolerancia cero a la presencia de menores de 18 años en los locales de diversión nocturna del distrito encontró una rápida sintonía en buena parte de la sociedad pilarense.

Los números arrojados por la encuesta que lazó la página web de El Diario son contundentes: el 70% de los participantes mostró distintos grados de acuerdo con la medida mientras que sólo el 30% restante se manifestó abiertamente en contra.

La tolerancia cero se aplica ya desde el fin de semana pasado, cuando algunos de los locales del corredor nocturno inauguraron sus matinés para menores, en tanto que un local de la Panamericana fue clausurado por inspectores municipales tras detectar la presencia de una menor de edad en su interior (ver página 3).

Desde el fin de semana que comenzó ayer, sin embargo, la actividad tiene una regulación adicional, basada en la nueva ordenanza que el Concejo Deliberante aprobó el jueves por la noche.

Bien recibida

La tolerancia cero como nueva forma de regular la actividad nocturna en el distrito fue anunciada por el gobierno hace algo más de un mes.

Desde ese momento hasta su aplicación concreta tuvo varias idas y vueltas que demoraron la salida a la calle de los inspectores.

De todos modos, la idea demostró haber nacido con un importante consenso social. Al menos, entre los internautas.

El 40% de los lectores que participó de la encuesta se manifestó "muy de acuerdo" ante la pregunta formulada desde la página www.pilaradiario.com.

Otro 27% de los encuestados manifestó su apoyo, aunque algo menos entusiasta. Ese fue el porcentaje que eligió la opción "de acuerdo".

Sólo un 3% manifestó un acuerdo restringido, al votar por la categoría "poco de acuerdo" que, de todos modos, aporta al respaldo general que cosechó la iniciativa.

El 30% restante se inclinó por mostrar su rechazo a la idea oficial, que, con estos números, se convirtió en uno de los proyectos que comenzó a aplicarse con más consenso social.

El Concejo también

La tolerancia cero encontró en el Concejo Deliberante la misma aceptación que tuvo en la sociedad. El jueves por la noche, en el marco de la última sesión ordinaria del cuerpo, la nueva ordenanza que rige la actividad de la diversión nocturna.

En realidad, se trata de una ampliación y actualización de la misma norma que ya estaba vigente y que, desde ahora, tendrá reglamentada la presencia de los menores sólo hasta las 0.30.

Hasta ese momento, los locales nocturnos tendrán vedada la venta de alcohol. Tanto, que antes de la apertura de la matiné, todas las botellas son retiradas de las estanterías y almacenadas cerradas y precintados por inspectores municipales.

A la hora de tratar el proyecto, los concejales ni siquiera debieron debatir: bastó con que todos los bloques levantaran sus manos al mismo tiempo para que la norma fuera aprobada por unanimidad.

Ya en la misma mañana del jueves se advertía que ése sería el resultado de la votación. Es que la concejal Marcela Campagnoli, de la Coalición Cívica, sumó sus aplausos a los de la concurrencia cuando, desde el escenario del teatro Lope de Vega, el intendente Humberto Zúccaro anunció que será "inflexible" con los locales bailables que dejen entrar a menores.

Apoyo de SCIPA

La Sociedad de Comerciantes Industriales Propietarios y Afines de Pilar (SCIPA) lanzó un comunicado en apoyo a la decisión municipal de controlar la venta de alcohol a menores durante las 24 horas en los comercios.

"Comerciantes o no, estamos comprometidos con este control de venta a los menores ya que ésta perjudica la salud y la vida de nuestros hijos, nietos y jóvenes, valor inapreciado para cualquier hombre de bien".

En el mismo escrito los directivos de SCIPA recuerdan que la prohibición de la venta de bebidas alcohólicas a menores se encuentra vigente por la ley provincial 13.178 que ordena al comerciante su inscripción en el Registro de Expendio de Bebidas Alcohólicas (REBA).

Comentá la nota