Los menores que cometen delitos graves son puestos en libertad por que no hay donde alojarlos

El menor de 16 años que el pasado 20 de abril asesinó a Pablo Lucero (17) aplicándole 4 puñaladas mortales, podría ser puesto en libertad en las próximas horas debido a que los Jueces de Menores de la Provincia no cuentan con Institutos apropiados para su internación,. El menor agresor, que fue entregado por su madre a la Justicia, cumple desde hace 7 meses su detención en la comisaría del menor en “… una celda de 1 m cuadrado, sin baño y sin atención medica especializada…”, sostuvo su abogado defensor quien agregó que la propia policía “no sabe que hacer que el chico ya que sufre ataques epilépticos y tiene una disminución de sus capacidades intelectuales…”.
El letrado, Aldo Guliani sostuvo que esto es “responsabilidad del Gobierno provincial…” en referencia al cierre de los Institutos para menores que promovió el Gobernador Rodríguez Saa hace unos años atrás. La medida tomada en medio de una gran polémica generada entonces en la Provincia, no dispuso del seguimiento de los menores que se encontraban internados en los Institutos cerrados por la decisión gubernamental y la mayoría de ellos se convirtieron en reincidentes y están detenidos o prófugos de la Justicia. Para Guliani “la respuesta judicial al tratamiento de menores no puede ser otra que dejarlos bajo la tutela de algún familiar” puesto que la continuidad de su detención en las condiciones actuales “vulnera todos los tratados que protegen los derechos de los menores...” a los que la provincia de San Luis adhirió. La disposición del Juzgado que tiene a cargo la causa del chico, podría dictarse en las próximas horas.

Comentá la nota