La menor rotación de personal contendrá las subas salariales

Un escenario laboral totalmente opuesto al que imperó hasta el primer semestre de 2008, cuando la mayor actividad económica generaba demanda y una alta rotación de personal que, en ciertos puestos, recalentó el mercado salarial, caracteriza el comienzo de 2009.
Un escenario laboral totalmente opuesto al que imperó hasta el primer semestre de 2008, cuando la mayor actividad económica generaba demanda y una alta rotación de personal que, en ciertos puestos, recalentó el mercado salarial, caracteriza el comienzo de 2009.

"A los sectores como el automotriz, el textil, siderúrgico y metalúrgico, por ejemplo, les está aumentando el costo laboral y les será difícil otorgar aumentos que superen el 15%", afirma Miguel Terlizzi, director general de la consultora HuCap Argentina, que realizó una encuesta sobre una muestra que relevó 250 puestos en 67 compañías.

Según el estudio, algo más del 30% de las compañías sondeadas incluso manifestó dudas acerca de la posibilidad de otorgar ajustes salariales durante este año. "Se mantendrán expectantes ante la evolución del mercado para definir políticas de ajustes", consigna el informe. El resto, en cambio, afirmó que dará aumentos de sueldos. "Pero oscilarán entre el 10% y el 15%", puntualiza Terlizzi.

"Si bien tendrán que otorgar los aumentos que se definan en las negociaciones paritarias, el porcentaje que se acuerde no se trasladará automáticamente al personal fuera de convenio. Los mayores esfuerzos se destinarán a retener al personal clave", agrega.

Según el consultor, este nuevo contexto de menor movilidad laboral también representa "oportunidad para que las empresas corrijan las estructuras salariales distorsionadas y resuelvan problemas de solapamiento.

"Al haber menos rotación de empleo y, por lo tanto, demanda de incremento salarial, las áreas de Recursos Humanos van a poder trabajar en la corrección de desvíos y la asignación equitativa para el personal fuera de convenio", opina.

Las compañías consultadas admitieron tener distorsiones en su estructura salarial como consecuencia del solapamiento entre el personal dentro y fuera de convenio. De hecho ?revela la encuesta?, los ajustes masivos en 2008 alcanzaron un promedio de 26% y los selectivos fueron de 23%.

Consultadas acerca de las medidas que toman para resolver el solapamiento, el 73% de las empresas aseguró que su política es mantener "la proporción de aumento aplicado al personal dentro de convenio".

El 27%, por el contrario, no toma ningún tipo de medida y el 8% restante afirmó que intenta reducir el impacto sobre la población afectada mediante "la mejora del paquete de beneficios". CC

Comentá la nota