Menguado encuentro de intendentes por presupuesto y reforma tributaria

Dirigentes distritales, sobre todo del Frente Progresista, expusieron sus puntos de vista ante legisladores provinciales. Los oficialistas defendieron el proyecto y clamaron porque se sancione. Los justicialistas insistieron en que se cambien los criterios de distribución.
Intendentes y presidentes comunales de diferentes puntos de la provincia expusieron esta mañana sus puntos de vista sobre el proyecto de presupuesto 2010 y de reforma tributaria. Pese a que la invitación había sido girada a la totalidad de jefes comunales y municipales de la provincial, la mitad de la Sala Mayor del Museo Rosa Galisteo de Rodríguez fue suficiente para albergar a los presentes. Los dirigentes expusieron ante los miembros de la Comisión de Presupuesto y Hacienda de Diputados, que debe emitir despacho sobre el proyecto.

También concurrieron otros legisladores justicialistas, entre ellos, Mario Lacava, Jorge Lagna y Gerardo Rico. Sin embargo, fue menguada la asistencia de autoridades municipales del PJ; entre los presentes se encontraban las autoridades de Coronda, Santa Clara de buena Vista, Ceres, Arocena y Esmeralda.

Tras la apertura formal a cargo del presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Di Pollina, comenzaron a dejar sus opiniones los intendentes. En primer lugar lo hizo el de esta ciudad, Mario Barletta. "Es una falacia decir que esta reforma daña a la ciudadanía", enfatizó. El radical reiteró que no era su intención inmiscuirse en los detalles del proyecto, pero sí pedir que el que se trate en Diputados logre también la convalidación del Senado.

Su par rosarino, Miguel Lifchitz (PS), coincidió en no fijar desde los municipios las pautas del proyecto tributario, porque ésa es una potestad de los legisladores, pero también dejó en claro que 2010 será un año de "grandes demandas". Por ello pidió que se acompañe el proyecto del Ejecutivo, y aseguró que los aumentos de impuestos propuestos no impactarán sobre los índices inflacionarios..

Otras voces

El intendente de Santo Tomé, Fabián Oliver (UCR), fue contundente trazó un diagnóstico de la situación de las administraciones locales. "Se podrá administrar en forma más transparente o no. Pero hay un denominador común y es que la mayoría de los municipios y comunas están atravesando una situación de ahogo financiero, más allá del color político al que represente. La ecuación no cierra", disparó.

El dirigente habló del "alto impacto" de los costos laborales y sentenció: "Venimos a solicitar, casi diría a exigir, que sancionan una reforma tributaria que permita que los municipios tengamos mayores ingresos.

Reconocemos la división de poderes, pero no hay más margen para seguir dilatando una reforma impositiva. La situación es muy grave, y en el caso particular de Santo Tomé, no descartamos volver a aumentar la tasa", reveló.

El justicialista Juan Manuel Caudana, presidente comunal del PJ, aclaró que no todas las ciudades y pueblos atraviesan la misma realidad. "No nos oponemos a una reforma tributaria, pero queremos que los recursos se distribuyan de manera más equitativa", sostuvo.

Otro dirigente peronista, el jefe comunal de Esmeralda, Roberto Rioja, aprovechó para denunciar públicamente la "discriminación" que han sufrido los distritos gobernados por su partido en el departamento Castellanos, por los convenios suscriptos con Vialidad. "Me siento dolido y avergonzado por esto. Y que el Ejecutivo haga los deberes -desafió-, porque cuando en mi casa la plata no alcanza, no salgo a recaudar más, sino a achicar el gasto".

Balance

Al término del encuentro, el diputado Mario Lacava (PJ) reparó en la poca presencia de intendentes. "La ausencia no es sólo de dirigentes del PJ. Acá hay una ausencia absoluta de presidentes comunales de todos los partidos. Y eso se debe a que esos intendentes sienten que hay una presión del gobierno provincial sobre ellos para que a su vez presionen a los legisladores para que saquen la reforma que el gobernador (Hermes) Binner pretende. Y nadie quiere ser usado en esta pelea", planteó.

Luis Rubeo, del Frente para la Victoria, adelantó que respaldarán algunos aspectos de la reforma tributaria, pero plantearán diferencias en otros. Por ejemplo, sostuvo que están dispuestos a votar una sexta cuota de patente pero si se exceptúa al transporte de carga, utilitarios y transporte público de pasajeros. En cuanto a Ingresos Brutos, dijo que aceptarían gravar a la industria pero si se preservan a las medianas y pequeñas, para que sigan exentas de tal tributo aquellas que no superan los 60 millones de pesos anuales de facturación.

El presidente de la Comisión de Presupuesto, Carlos Fascendini, confirmó que el cuerpo está citado para mañana, pero no se atrevió a confirmar que antes del fin de semana esté listo el o los dictámenes.

Comentá la nota