"Menen" Fernández cuestionó el pedido de los gremios.

POR MAYOR PRESENCIA EN LAS LISTAS

El vicepresidente del PJ chubutense, Rubén Fernández, criticó la metodología utilizada por algunos dirigentes sindicales para posicionarse en las candidaturas de los comicios de octubre, y si bien reconoció que tienen todo el derecho a postularse, dijo que este tipo de planteos llevó en el pasado a la derrota del justicialismo en las urnas.

El dirigente cordillerano opinó que «el justicialismo en Chubut ha cambiado para bien la metodología, porque en otros tiempos cuando discutíamos con una metodología como la que se quiere plantear hoy, lo que terminábamos era en procesos de internas que terminaban llevándonos a derrotas electorales».

Por otra parte, sostuvo que «este proyecto ha sido sumamente generoso con todos los sectores del justicialismo. Todos sin excepción han tenido un lugar, y también el movimiento sindical».

«Por eso -continuó- me parece algo sacado de contexto, que quizás obedece más a sectores de algunos dirigentes que del movimiento obrero en particular».

El también diputado provincial afirmó que más que representantes en las listas, a los trabajadores les preocupa cómo se ocupan de su realidad laboral, y del mantenimiento de los puestos de trabajo.

«Me parece que estos deberían ser los temas centrales que deberían estar abordando algunos dirigentes sindicales, más allá de que como dirigentes tienen el derecho a hacer a este tipo de planteos», indicó.

CONSENSO

Fernández confió en que no va a haber mayores inconvenientes para definir una lista de consenso en los candidatos del justicialismo para el Congreso Nacional.

Según explicó, «aquí no se están discutiendo nombres, se está discutiendo si se acompaña un proyecto o no, un proyecto que ha sido reconocido por la mayoría de la sociedad chubutense».

Y en una frase que pareció dirigida al comodorense Juan Carlos Fita, sostuvo que «si lo que hay que resolver es el tema de un dirigente para que sea legislador nacional me parece que se arranca al revés la discusión».

«La discusión comienza por saber si se está de acuerdo con este proyecto. Después quienes lo lleven adelante quizás puede ser una cuestión anecdótica», concluyó.

Comentá la nota