MENEM TAMBIÉN LO HIZO - Siemens pagaría millonaria multa por archivar coimas

Le impusieron una sanción de u$s 800 millones para poder seguir operando en la Bolsa. Investigan a más de 300 empleados de la empresa.
El gigante electrónico alemán Siemens aceptaría pagar una multa de 800 millones de dólares (600 millones de euros) en Estados Unidos para resolver un multimillonario escándalo de corrupción y pago de sobornos, según informan medios alemanes.

Más de 300 empleados y ex empleados de la empresa son investigados por el presunto pago de 1.900 millones de dólares a funcionarios y miembros de gobiernos extranjeros para conseguir o acelerar contratos, entre ellos uno para la digitalización de documentos de identidad en Argentina bajo la presidencia de Carlos Menem.

Un ejecutivo del directorio de Siemens señaló que si ese es el resultado de las tratativas con el departamento de Justicia estadounidense y el ente supervisor bursátil SEC, Siemens lo aceptaría, informa el periódico Süddeutsche Zeitung, citado por DPA.

El Consejo de Vigilancia de Siemens se reunirá el lunes para analizar la situación. Para ese mismo día está prevista la última audiencia judicial en Estados Unidos. De acuerdo a la documentación preliminar, la empresa tendrá que pagar 800 millones de dólares a las dos autoridades estadounidenses; 450 millones al Departamento de Justicia, y los restantes 350 millones al SEC.

EL CASO ARGENTINO. De reconocerse esa anomalía, el gobierno argentino vería fortalecida su posición en el pleito que sostiene con Siemens en el Centro Internacional de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi), donde la empresa exige el pago de u$s418 millones por la rescisión del contrato durante la administración de Fernando de la Rúa.

En la Argentina, la justicia federal investiga el contrato realizado durante la presidencia de Menem en una causa que tuvo un trámite muy accidentado y que en estos días lleva adelante el juez Ariel Lijo.

Las pesquisas se iniciaron en 1998 y en mayo de 1999 fueron archivadas. Pero, por una iniciativa de la Oficina Anticorrupción, el caso volvió a abrirse en 2004, a partir de la sospecha de que el contrato causaba perjuicios a los intereses del Estado, de que la licitación restringía la posibilidad de participación de otras empresas y que para ganar el negocio Siemens podría haber utilizado documentación irregular.

En las investigaciones en Alemania aparecieron nuevos datos sobre este negociado. Ejecutivos de la multinacional arrepentidos indicaron los nombres de funcionarios que habrían cobrado coimas y hasta el nombre de las sociedades a través de las cuales se les entregó el dinero.

El juez Lijo reclamó ante la justicia alemana la apertura de los registros de esos testimonios, pero hasta ahora no tuvo respuesta.

En tanto, el matrimonio Kirchner también se relacionó con la empresa alemana. Durante el gobierno de Néstor se compraron las centrales de generación eléctrica de Timbúes y Campana.

Comentá la nota