Menem, con otra causa.

La Cámara de Casación Penal revocó el fallo que había anulado la citación a indagatoria de Carlos Menem por la explosión de la fábrica militar.
Carlos Menem no podrá zafar de dar explicaciones en la causa por la voladura de la fábrica militar de Río Tercero, Córdoba. La Cámara Nacional de Casación Penal revocó el fallo que había anulado la citación a indagatoria al ex presidente por las explosiones que el 3 y 24 de noviembre de 1995 provocaron siete muertos y que se sospecha fueron parte del encubrimiento del contrabando de armas a Croacia y Ecuador.

La sala II de la Cámara, con las firmas de los jueces Guillermo Yacobucci, Gustavo Mitchell y Luis García, revocó una decisión de la Cámara Federal cordobesa que anulaba la indagatoria contra Menem. El fallo implica no sólo que Menem vuelve a estar procesado por la voladura de la fábrica militar, sino también que se interrumpen los plazos para que la causa prescriba en relación con el ex presidente.

El año pasado, el juez federal subrogante de Río Cuarto, Oscar Valentinuzzi, dictó el procesamiento de Menem, pero los abogados del ex presidente apelaron el llamado a indagatoria porque consideraron que había sido producido "sin requerimiento fiscal", lo que afectaba "el debido proceso y la garantía de defensa en juicio". La Cámara Federal cordobesa hizo lugar al planteo, declaró la nulidad del llamado a indagatoria (el paso previo e imprescindible para el procesamiento) y retrotrajo la situación a octubre de 2007. Los camaristas federales Ignacio María Vélez Funes, Luis Roberto Rueda y María Alba Iriarte de Lofiego declararon entonces la "nulidad absoluta e insubsanable" de la convocatoria para que Menem declare como imputado porque sólo la había pedido la querella. Vélez Funes, Rueda e Iriarte, por unanimidad, concluyeron que a la decisión tomada en octubre de 2007 por el entonces juez subrogante Valentinuzzi fue tomada sin contar con la adhesión del fiscal especial del caso, Carlos Stornelli, actual ministro de Seguridad bonaerense. Como se consideró que la citación estaba viciada de nulidad, quedaron sin efecto, también, todas las actuaciones judiciales que fueron su consecuencia, entre ellas el procesamiento de Menem.

De tal forma, la causa, en lo que a Menem se refiere, quedaba prescripta a partir del 3 de noviembre de 2007 y el ex mandatario, a salvo de cualquier imputación penal. Pero la Cámara de Casación revocó la anulación y le ordenó a la Cámara Federal de Córdoba que dicte un nuevo fallo. Ello implica que el llamado a indagatoria será válido, y en consecuencia Menem volverá a estar procesado, pero ahora le queda la posibilidad de apelar el fondo de la cuestión, esto es los fundamentos del juez Valentinuzzi para dictarle el procesamiento.

En un fallo de 26 páginas, los jueces de Casación dijeron que Menem y otro imputado, Heriberto Baeza González, "resultaban pasibles de investigación" pues aparecían tácitamente mencionados en un requerimiento fiscal que admitía la "posible responsabilidad que también pudiera caber a otros funcionarios, aun del Poder Ejecutivo Nacional, tanto en sus estratos superiores como de inferior jerarquía". A criterio de Mitchell, Yacobucci y García "sólo un excesivo rigor formal, sancionado con nulidad de acuerdo con la doctrina sobre arbitrariedad sostenida por la Corte Suprema de Justicia, puede permitir la interpretación realizada por el tribunal de mérito, en el sentido de que no existió acusación".

Así, Menem sigue sumando procesos en su contra, como el reciente procesamiento por el caso Thales, AMIA y predio de la Rural.

Comentá la nota