Menem enfrentó por primera vez al tribunal del caso armas.

Menem enfrentó por primera vez al tribunal del caso armas.
No declaró, a la espera de que se resuelva un pedido de nulidad sobre la acusación.
El ex presidente Carlos Menem enfrentó ayer por primera vez al tribunal que lo juzga por el presunto tráfico de armas a Croacia y a Ecuador durante su gobierno. Hasta ahora, los jueces le habían permitido seguir el juicio desde La Rioja por teleconferencia, pero el último informe médico entendió que el ex presidente estaba en condiciones de viajar.

Ayer era la oportunidad de Menem para defenderse de las acusaciones en su contra. Sin embargo, durante las dos horas y media de la audiencia, casi no habló.

"Habida cuenta de que hay cuestiones pendientes apeladas, he resuelto no prestar declaración indagatoria", les dijo a los magistrados del tribunal oral en lo penal económico número 3. El abogado del ex presidente había pedido la nulidad de la acusación y la separación de uno de los jueces. Ambos planteos fueron rechazados y la defensa pidió que interviniera la Cámara de Casación, máximo tribunal penal. La estrategia del ex presidente será entonces esperar para ver qué le responden.

Todo lo que Menem dijo ayer fue que era senador nacional por La Rioja, que vivía en la ciudad de Buenos Aires y que estaba divorciado. Cuando le preguntaron por otros procesos judiciales abiertos contestó que no tenía antecedentes. A las 11.30 se fue. Había llegado a las 9.

El juicio siguió adelante con la lectura de declaraciones anteriores del ex presidente en la causa, una investigación que ya tiene 13 años.

Además de Menem, en este proceso son juzgados otros 17 acusados, algunos militares y otros ex funcionarios. Entre ellos están el ex cuñado de Menem Emir Yoma y el ex ministro de Defensa Oscar Camilión.

En el caso del ex presidente, la acusación es por haber firmado tres decretos que permitieron la venta ilegal de armas en siete embarques marítimos y tres aéreos que salieron de la Argentina entre 1991 y 1995.

Los decretos autorizaban envíos a Panamá y a Venezuela, cuando en realidad el armamento del Ejército fue a Croacia y Ecuador.

Una pena de 12 años

Los jueces Héctor Artabe, Gustavo Losada y Luis Imas investigan a Menem por un delito que tiene una pena de hasta doce años de prisión.De acuerdo con la acusación que pesa sobre el ex presidente, él "no podía desconocer" el verdadero destino de las armas.

Sin embargo, Menem siempre dijo que los responsables del contrabando habían sido los intermediarios, a quienes acusa de haber desviado los embarques.

"La acusación es nula. Lo que se le atribuye a Menem es un comportamiento lícito, no hay delito", dijo a La Nacion el abogado del ex presidente, Maximiliano Rusconi, una vez terminada la audiencia.

"La firma de los decretos nunca puede considerarse un contrabando", afirmó el abogado, que adelantó además que va a pedir la suspensión del juicio hasta que la Cámara de Casación resuelva la cuestión. Las posibilidades de que el tribunal haga lugar a una solicitud semejante son pocas.

Mientras tanto, el juicio seguirá adelante con las declaraciones indagatorias de los demás acusados. De acuerdo con el cronograma que había establecido el tribunal, habrá audiencias dos veces por semana. De este modo, el juicio se prolongará durante buena parte del año.

Otras causas

LA PROXIMA INDAGATORIA

El manejo del caso AMIA

Menem deberá declarar el mes próximo ante el juez federal Ariel Lijo en la causa que lo investiga por supuestas maniobras para obstruir la investigación de la pista siria en el atentado contra la AMIA, en 1994.

NUEVA CITA CON LA JUSTICIA

La venta a la Sociedad Rural

El ex presidente también deberá presentarse a declarar como acusado ante el juez federal Sergio Torres, que instruye una causa por la venta a un "precio vil" del predio ferial de Palermo a la Sociedad Rural.

UN CASO QUE AVANZA

Las coimas de Siemens

Menem y su ministro Carlos Corach fueron acusados en Estados Unidos de haber cobrado sobornos de la empresa alemana Siemens para darle el contrato de confección de los DNI.

Comentá la nota