"Mendoza tendría que ser una maravilla", dijo el arzobispo Arancibia

Fue su conclusión tras escuchar esta mañana el mensaje de Jaque en la Legislatura, con toda la descripción de los logros de su gestión.
El arzobispo de Mendoza, José María Arancibia, que esta mañana escuchó el extenso discurso del gobernador Celso Jaque en la Legislatura, fiel a su estilo diplomático lanzó una opinión que rozó la ironía: afirmó que por lo "completo, largo y reiterado" de la exposición hecha por el gobernador, "Mendoza tendría que ser una maravilla".

La máxima autoridad de la iglesia católica en Mendoza admitió sentir "grandes preocupaciones" porque "veo carencias grandes que están haciendo sufrir al pueblo mendocino".

El gobernador Jaque inauguró el período de sesiones de la Legislatura mendocina en un discurso de dos horas cuyos ejes se centraron en las acciones del Gobierno en cuanto a la seguridad, inversiones habitacionales, obras, apoyo al sector agrícola, promoción del empleo y detección de trabajo infantil, entre otras.

Entre algunos puntos afirmó que en los dos años que lleva de gestión, los hogares pobres bajaron del 45 al 8 por ciento.

Comentá la nota